Qué ver en Girona en 4 días

La ciudad de Girona, capital de la provincia, es un lugar mágico para pasar unos días en pareja, en familia, con amigos… Hay muchos lugares para visitar muy turísticos, y otros que no son tan conocidos y aún así, te dejaran sin palabras. A continuación te proponemos una ruta para hacer en Girona durante cuatro días.

Girona en 1 día | Girona en 2 días | Girona en 3 días | Girona en 4 días

Día 1

Por la mañana….

El primer día en la ciudad lo vamos a dedicar a ver los lugares de interés más importantes de la capital. El icono que simboliza Girona es la Catedral. Pero primero, para llegar a ella, conoceremos un poco de historia de la ciudad. 

Saldremos del Jardín de la Infancia-Refugio Antiaèreo que se encuentra cruzando el Puente Viejo y nos dirigiremos hacia los Jardines de la Muralla.

Refugio Antiaéreo del Jardín de la Infancia
Refugio Antiaéreo del Jardín de la Infancia
Jardines de la Muralla, Girona
Jardines de la Muralla | Foto: klimmanet / CC BY

Desde ahí, hay una entrada para subir a la famosa Muralla de Girona.

Muralla de Girona
Muralla de Girona | Foto: Hatimazahri98 / CC BY-SA

Cruzaremos tres torres hasta llegar a la Torre de Sant Domènec. Si tenéis ocasión, subid arriba y haceros una panorámica con la ciudad de fondo, es precioso. Si continuáis por la muralla, podéis ver a vuestros pies el campus de la Universidad de Girona del Barrio Viejo.

Torre de Sant Domènec, Girona
Torre de Sant Domènec, Girona

Al finalizar el recorrido por la muralla, estaremos muy cerquita de la Caserna dels Alemanys. Es un lugar muy importante para la ciudad ya que acogía a los soldados alemanes que vinieron a defender Girona en la Guerra del Francés. Se conserva muy bien y se puede entrar a ver los Jardins dels Alemanys, lo cual recomendamos mucho.

Caserna dels Alemanys, Girona
Caserna dels Alemanys | Foto: Josep Maria Viñolas Esteva / CC BY-SA

Muy cerquita se encuentra el Portal de San Cristòfol, un portal medieval (y quizá anterior), que se encuentra justo al lado de la Capilla de San Cristòfol. También se encuentran los Jardines de la Francesa, con varias terrazas, bancos, y una vegetación ideal para disfrutar del ambiente. ¡Dato curioso! Antiguamente, el cementerio medieval. 

Y por fin, llegamos al lugar más turístico de la ciudad. El símbolo e icono de la capital. La Catedral de Girona. Si queréis visitar el interior, lo cual recomendamos mucho, podéis consultar en la página web sus horarios y tarifas. Y como no, ahora toca bajar las escalinatas de acompañan a este famoso monumento. ¡Nada más, y nada menos, que noventa escalones! Aprovechad y haced muchas fotos porque es un lugar mágico.

Catedral de Girona
Catedral de Girona | Foto: SBA73 / CC BY-SA

Cuando acabéis de bajar los escalones, justo antes de llegar a la Pujada de Sant Félix, se encuentra el Portal de Sobreportes. Antiguamente, los presos que iban a ser ejecutados tenían que pasar justo por debajo del portal. Fíjate bien y verás, en el lado del portal que da a la Catedral, una virgen a la que rezaban los presos antes de morir.

Portal de Sobreportes, Girona
Portal de Sobreportes | Foto: Pere López / CC BY-SA

Para reponer fuerzas, bajaremos por la Pujada de Sant Félix hacía la Rambla de la Libertad, cruzando por la Calle Ballesteries y por la Calle de l’Argenteria. Toda esta zona es un lugar ideal para comer y llenar el estómago. Hay una gran variedad de posibilidades donde ir a comer, y para todos los paladares, así que, ¡qué aproveche!

Rambla de la Llibertat, Girona
Rambla de la Llibertat | Pere López / CC BY-SA

Por la tarde… 

El plan por la tarde es entretenido y a la vez tranquilo. Uno de los museos principales de la ciudad es el Museo del Cine. Así pues, desde la Rambla de la Libertad cruzad por el Pont de les Peixateries Velles, también conocido como el puente de Hierro. Fue construido por Eiffel, sí, el mismo que diseñó la Torre Eiffel de Francia; aunque unos años más tarde.

Pont de les Peixeteries Velles
Pont de les Peixeteries Velles | Foto: Andrew Bone from Weymouth, England / CC BY

Al cruzar el puente, justo en la esquina, encontraréis una heladería muy famosa, la Heladería Rocambolesc. Si tenéis oportunidad, aprovechad para comer el postre y escoged entre uno de sus deliciosos sabores. Justo a dos minutos a pie, en la Plaza Santa Susanna, se encuentra el Museo del Cine, en el que podemos encontrar una gran variedad de material fotográfico, proyecciones antiguas, etc. Es una muy buena actividad para hacerla con niños. Podéis informaros de los horarios y tarifas en su página web.

Para acabar la tarde, podéis pasear libremente por el barrio con más ocio de Girona. Si os dirigís a la Gran Via Jaume I, pasaréis por delante de la Generalitat de Cataluña hasta llegar al Mercado Municipal del León, con más de cincuenta paradas y una gran variedad de productos. En la Girona medieval, antiguamente, también se celebraba un mercado medieval con productos del campo. Justo en la misma plaza se encuentra el Monumento del León, justo encima del Baluard de Sant Francesc. El león simplemente es un homenaje a todos aquellos soldados que defendieron la ciudad durante la Guerra del Francés.

Para acabar la tarde, podemos cruzar por el pont de l’Areny y volver hasta la Rambla de la Libertad por la Calle del Carme.  Justo antes de empezar la Rambla, a mano derecha, se encuentra la Plaza del Vi, en la que se encuentra por los alrededores varias ofertas para cenar, desde restaurantes del pueblo hasta restaurantes de marcas conocidas, como el Tony’s o la Tagliatella.


Día 2

Girona se caracteriza por su arquitectura medieval y su historia, pero no solo queda se queda en la capital. Alrededor de la ciudad hay muchos pueblos medievales para transportarte al pasado y perderte entre sus estrechas callejuelas llenas de historia. 

Por la mañana…

Para vivir esta experiencia, hoy viajaremos a poco más de media hora de la capital, al pequeño pueblo medieval de Besalú, considerado como uno de los pueblos medievales con más encanto de Girona.

Besalú
Besalú

Besalú es un pueblo medieval con un puente muy significativo, considerado Conjunto Artístico Nacional y uno de los lugares más turísticos del pueblo. Antiguamente, fue un condado independiente con moneda propia, de ahí su gran importancia en la provincia gerundense. Cruzar el puente es como hacer un viaje Express a la Edad Media. Justo al cruzar, aparecen un laberinto de callecitas que invitan a perderse entre sus adoquines y piedras. Una de las visitas clave de Besalú es su antiguo Barrio Judío, en el que además, se encuentra unos baños de la época llamados Miqvé. Además, justo en la Plaza del Prat de Sant Pere, la plaza principal del pueblo, se encuentra el Monasterio de Sant Pere de Besalú, fundado en el 977. Actualmente se conserva la Iglesia y el deambulatorio.

Por toda su belleza como pueblo medieval, también se considera uno de los pueblos más bonitos cerca de Girona

Al acabar de recorrer Besalú, nos dirigiremos Castellfollit de la Roca, a tan solo diez minutos de Besalú. Lo que caracteriza este pueblo medieval es que se encuentra justo al borde de un precipicio de pared basáltica. Además, se encuentra dentro del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, en la que se encuentran varios conos volcánicos inactivos.

Castellfollit de la Roca
Castellfollit de la Roca

Sus calles mantienen toda su esencia de la época medieval: callecitas estrechas, de piedra y, todas ellas, conducen a la plaza principal del pueblo, la Plaza Josep Pla, en la que se encuentran la Iglesia de Sant Salvador de Castellfullit de la Roca. Desde ahí, se ven unas vistas impresionantes del precipio, quizá por eso se considera uno de los pueblos más bonitos más bonitos de Girona. 

El mismo pueblo de Castellfollit de la Roca se hay varios restaurantes para poder comer comida casera e incluso una pizzería.


Por la tarde…

En el siguiente destino, al ser más grande, se encuentra más variedad de ofertas gastronómicas, por lo que si en Castellfollit de la Roca no os ha convencido ningún sitio, quizá esperarse un poquito es una buena opción. 

De Castellfollit de la Roca nos dirigiremos a otro pueblo medieval de la provincia que se encuentra a media hora: Camprodon. Se podría decir que es uno de los pueblos principales que no pueden faltar en una visita a la provincia de Girona. Camprodón tiene una história clave en la Edad Media. El Puente Nuevo, es un antiguo puente medieval que atraviesa el río Ter, declarado Bien Cultural de Interés Nacional. Se podría decir que es la principal atracción turística del municipio, en la que muchísimos turistas aprovechan para fotografiar.

Camprodon
Camprodon

Otro lugar de interés es el Monasterio de Sant Pere, fundado por el Conde de Besalú. Actualmente, quedan en pie la Torre y la Iglesia. 

Pasear por las calles de Camprodón tiene su encanto, pero para los amantes de la naturaleza, hay que decir que el pueblo tiene unas rutas de senderismo impresionantes. Podéis visitar la Robleda de San Pascual o pasear hasta la Font Nova y de Maristany. 

Si aún os queda tiempo y energía, recomendamos acercarnos hasta el pequeño pueblo de Setcases, a tan solo diez minutos de Camprodon. Su aspecto parece sacado de un cuento. Sus casas de piedra, típicas de montaña, son el símbolo del municipio. Uno de los principales atractivos turísticos es la Iglesia de Sant Miquel, con un altar dorado precioso que deja sin palabras a todo aquél que lo ve. Además, si vas en verano, Setcases tiene un pequeño lugar para bañarse aprovechando el agua del río Ter.

Setcases

Día 3

Por la mañana…

El tercer día de nuestro viaje lo vamos a pasar en la capital de Gerona. Uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, muy visitado por los turistas, es el antiguo Barrio Judío, muy buen conservado. En el Call Jueu se encuentra el Museo de Historia de los Judíos, en el que se encuentran muestras y exposiciones sobre la vida de los judíos en la época. Desde Museo se pueden concertar visitas guiadas por el mismo museo o bien, por el barrio judío, aunque también puedes contratar un guía externo que os explicará la vida cotidiana y la evolución del barrio.

Barrio Viejo Girona
Barrio Viejo de Girona

De hecho, el Museo de Historia de los judíos se encuentra en el Centre Bonastruç ça Porta, que aún mantiene toda la esencia de los judíos, con jardines y arquitectura de la época. Antiguamente, también se encontraba la sinagoga de Girona. 

Para acabar nuestra visita en el Barrio Judío, justo antes de la Catedral, en la Subida de la Mare de Déu de la Pera, se encuentra La Pobardia, en el que antiguamente se encontraban los baños públicos. 

Para recargar fuerza para la tarde, nos dirigiremos hacía la Plaza San Félix, zona en la que se encuentran un montón de posibilidades gastronómicas. En la misma Plaza hay varios restaurantes, y en la Calle de la Barca se encuentran cervecerías y creperías, por lo que hay ofertas para todos los paladares.


Por la tarde…

Durante la tarde, vamos a visitar otros monumentos y lugares de interés de la ciudad de Girona. 

Desde la misma Plaza San Félix subiremos hacía los antiguos Baños Árabes. Podéis consultar los horarios y tarifas en la página web. En su interior, se encuentran las diferentes zonas en las que se dividían los baños y podréis conocer un poco más de la vida de ocio de la época.

Baños Árabes en Girona
Baños Árabes en Girona | Foto: José Luis Filpo Cabana / CC BY

Si os fijáis, justo al lado de los Baños, se encuentra la escultura de La Majordoma de Sant Narcís, una escultura de una mujer que tiene entre sus manos el libro de “Los misterios de Girona”.

La Majordoma de Sant Narcís
La Majordoma de Sant Narcís

La leyenda explica que esta misma mujer predijo la muerte de San Narciso y San Félix. Una de las peculiaridades de la ciudad de Girona es que está llena de leyendas y misterios, por lo que si tenéis la oportunidad, nosotros os aconsejamos que hagáis un tour exclusivo para conocer más sobre sus secretos con un guía. 

Justo al lado de la escultura, se encuentra la Baixada de la Font del Bisbe. Cogeremos este camino rodeado de naturaleza para llegar hasta la Font del Bisbe. Cruzaremos por el antiguo puente medieval y nos encontraremos justo delante del Monasterio de San Daniel, un monasterio de monjas considerado como uno de los más antiguos de Cataluña ya que tiene orígen en la Edad Media. 

Justo a diez minutos, se encuentran dos zonas verdes muy importantes para la ciudad y concurrido por muy pocos turistas. Se trata de El Jardín del Doctor Figueras y el Jardín de John Lennon. Ambos, son el lugar perfecto para descansar, desconectar y disfrutar de la naturaleza. ¡Dato curioso! En el Jardín del Doctor Figueras se encuentra una escultura dedicada a Anna Frank. ¿Serás capaz de encontrarla?

Muy cerquita de estos jardines, se encuentra el famoso Monasterio de Sant Pere de Galligans, en el cual que se encuentra la sede del Museo de Arqueología de Cataluña. Actualmente, del monasterio sólo se conserva el claustro y la iglesia. Recomendamos hacer la visita, así que podéis mirar en la página web los horarios de vuestro día de visita.

Monasterio de Sant Pere de Galligans
Foto: Chosovi (CC BY-SA 2.5)

Para acabar la tarde, dirigiros por la Calle de la Barca y cruza por el Pont d’en Gómez. Se trata de un puente muy importante para la ciudad. Su nombre tiene una historia un poco peculiar, pues cuando se construyó el puente, se tuvo que destruir parte una casa. Como podéis imaginar, el propietario de esa casa, tenía el nombre de Gómez. Es un puente precioso y las farolas alumbran el paso de los peatones durante la noche, lo cual, hace que sea un escenario muy romántico, así que no te extrañe ver varios candados atados al puente.

Pont d'en Gómez, Girona
Pont d’en Gómez | Foto: Jitka Erbenová (cheva) / CC BY-SA

Una vez cruces el puente, a pocos metros, se encuentra la Plaza de la Independencia, muy concurrida tanto por los ciudadanos, como por los turistas. En ella, se encuentran una gran posibilidad de restaurantes, cafeterías y bares. Es un lugar perfecto para sentarse en una de sus terrazas (si el tiempo lo permite) y cenar. ¡Seguro que encuentras algo que te guste y que satisfazca tus gustos! Además, hay muy buen ambiente nocturno para tomar algo después de cenar.


Día 4

Girona tiene unos pueblos increíblemente bonitos. Cada uno de ellos tiene un encanto especial y lugares preciosos para descubrir. 

Por la mañana…

Para empezar el día, iremos a uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Girona, Cadaqués, considerado como uno de los pueblos medievales con más encanto de Gerona.

Cadaqués
Cadaqués

Cadaqués se encuentra dentro del Parque Natural del Cap de Creus, rodeado de unos paisajes de ensueño. El paseo marítimo de Cadaqués es uno de los lugares más concurridos por los turistas, des del que se pueden ver todas las casitas del pueblo de color blanco. Pasear por sus calles te transportará a la Edad Medieval, pues son callecitas estrechas, inclinadas hacia el mar, de piedra, con varias galerías de arte. Además, antiguamente también hubo un barrio judío.

La Iglesia de Santa María se reconstruyó después de que el pirata Barbarroja la destruyera. Es uno de los monumentos principales del municipio y verlo es precioso. Como podéis ver, Cadaqués es un pueblo pesquero, pero también está muy vinculado al arte y la pintura, pues es el lugar en el cual se encuentra la Casa-Museo del pintor Salvador Dalí.

Un lugar precioso que puedes visitar es el Faro de Cap de Creus. Te dejará sin palabras. Desde allí, podrás descubrir los paisajes más bonitos del Parque Natural del Cap de Creus. 

Antes de irte de Cadaqués y, si tienes oportunidad, te recomiendo visitar una de las playas más bonitas de Girona, que se encuentra muy cerquita, llamada Cala Jugadora. 

En la Plaza Doctor Trèmols y en la Plaza del Passeig hay una gran cantidad de restaurantes de todo tipo para comer, incluso heladerías y creperías para comerse el postre.


Por la tarde… 

Por la tarde visitaremos Figueres, capital del Alt Empordà. Un lugar muy turístico es el Teatro-Museo del pintor Salvador Dalí, mencionado anteriormente. En el interior se encuentran una gran cantidad de obras del pintor divididos en varias salas. De hecho, para muchos colegios de la comarca, visitar el Museo se ha vuelto una excursión habitual.

Museo Dalí, Figueres
Museo Dalí, Figueres

Otro lugar de interés es la Parroquia de Sant Pere, considerado como Bien de Interés Cultural de Cataluña. También puedes visitar el Castillo de San Ferrán, una antigua fortaleza que defendía el Empordà.

Vista aérea del Castillo de San Ferran
Vista aérea del Castillo de San Ferran

Para acabar este gran día, puedes pasear por el centro de Figueras, lugar con mucho ocio. Si paseas por las Ramblas de Figueres, según la época en la que vayas, puedes llegar a encontrar tiendecitas, conciertos o festivales. Es un lugar que suele estar repleto de turistas. Además, por los alrededores de la Rambla hay muchos establecimientos para sentarse a cenar en una de sus terrazas y tomar unas tapas rodeado de buen ambiente.

Rambla de Figueres
Rambla de Figueres

Este increíble viaje seguro que os dejará con buen sabor de boca, pues con estos cuatro días habréis conocido tanto la ciudad de Girona como los alrededores, habréis visto los principales monumentos y lugares secretos y mágicos, que solo se pueden encontrar si viajas a una ciudad tan bonita como la de Girona. 

Especial Girona
Descubre Girona y sus alrededores
Actividades en Girona
Booking.com

Deja un comentario