Qué ver en Girona en 3 días

Girona es una capital con muchos monumentos, una arquitectura especial y muchos rincones escondidos por los diferentes barrios de la ciudad. Con una historia increíble, a continuación os proponemos una ruta de tres días para pasar en la capital de gerona y en sus alrededores. 

Girona en 1 día | Girona en 2 días | Girona en 3 días | Girona en 4 días

Día 1

Por la mañana…

El primer día en la ciudad de Gerona lo vamos dedicar para conocer unos de los lugares más emblemáticos de la ciudad, la Muralla y la Catedral de Gerona. 

Saldremos desde la Plaza de San Félix, lugar en el que se encuentra la Basílica de San Félix, cuyo papel fue muy importante antes que se construyera la  famosa Catedral.

También podemos ver la escultura del Culo de la Leona. Es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. La estatua está envuelta de una leyenda, que dice que “solo volverás a Gerona, si le das un beso al culo de la leona”; de ahí su nombre. 

Culo de la Leona en Girona
Culo de la Leona en Girona | Foto: Enfo / CC BY-SA

Nos dirigiremos por la misma calle Caldeders y subiremos por la Pujada de San Félix, hasta llegar a la Catedral. Antes de llegar a la Plaza de la Catedral, nos podemos fijar en el Portal de Sobreportes, que antiguamente era una de las puertas que tenía la Muralla de Girona. ¡Dato curioso! Por ahí mismo pasaban los prisioneros antes de ser ejecutados y, si te fijas bien, arriba del portal en el lado que da a la Catedral, podemos encontrar una virgen a la que rezaban antes de ver la muerte.

Portal de Sobreportes, Girona
Portal de Sobreportes | Foto: Pere López / CC BY-SA

Enfrente tenemos la espectacular Catedral acompañada de sus escalinatas, nada más y nada menos que noventa escalones. Es un monumento muy importante para la ciudad de Gerona ya que estamos hablando de que en su interior, hay la nave gótica más ancha del mundo. Si queréis visitar el interior, lo cual recomendamos mucho, podéis consultar en la página web sus horarios y tarifas.

Catedral de Girona
Catedral de Girona | Foto: SBA73 / CC BY-SA

Cruzaremos la Plaza dels Lledoners y subiremos por la Calle dels Alemanys, hasta llegar a la Caserna dels Alemanys. Es un lugar histórico ya que acogía a los soldados alemanes durante la Guerra del Francés. Puedes pasear por sus maravilloso jardín, con rincones preciosos para fotografiar.

Caserna dels Alemanys, Girona
Caserna dels Alemanys | Foto: Josep Maria Viñolas Esteva / CC BY-SA

Muy cerquita encontramos una subida hacia la Muralla de Girona. Las vistas desde arriba son preciosas y podemos contemplar una gran panorámica de la ciudad. Antiguamente, la función de la Muralla era defender la ciudad.

Muralla de Girona
Muralla de Girona | Foto: Hatimazahri98 / CC BY-SA

Recorriendo la Muralla, podemos ver a los pies el Campus Universitario del Barrio Viejo de Girona, hasta llegar a la Torre Sant Domènec. Si tenéis oportunidad, os aconsejamos subir por las escaleras a lo alto de la torre, desde la que hay unas vistas aún más bonitas.

Torre de Sant Domènec, Girona
Torre de Sant Domènec, Girona

Continuaremos el recorrido hasta llegar al final, justo en los Jardines de la Muralla. Un lugar lleno de naturaleza ideal para descansar y recargar pilas.

Jardines de la Muralla, Girona
Jardines de la Muralla | Foto: klimmanet / CC BY

A la salida de los Jardines de la Muralla encontraréis el Jardín de la Infancia Refugio Antiaéreo, construido en plena Guerra Civil para defender a la población de los bombardeos.

Refugio Antiaéreo del Jardín de la Infancia
Refugio Antiaéreo del Jardín de la Infancia

Para prepararnos para la tarde, llenaremos el estómago dirigiéndonos a la Rambla de la Libertad. Se encuentra justo al lado del Jardín de la Infancia-Refugio Antiaéreo. Es una de las calles más concurridas y de ocio de la ciudad, tanto por sus propios habitantes como por los turistas, ya que hay una gran variedad de cafeterías y restaurantes. Elige el que más te llame la atención ¡y siéntate a comer algo!

Rambla de la Llibertat, Girona
Rambla de la Llibertat | Pere López / CC BY-SA

Por la tarde… 

Por la tarde, vamos a hacer una visita a un pequeño pueblo medieval muy conocido e importante para la provincia de Girona. Se trata de Besalú, que se encuentra a poco más de media hora en coche desde la capital. Es considerado como uno de los pueblos medievales con más encanto de Girona y uno de los pueblos más bonitos de la provincia. Visitar el pueblo es un viaje directo a la Edad Media, pues antiguamente fue un condado independiente con su propia moneda. 

Besalú
Besalú

Uno de los lugares de interés más importantes es su puente, considerado Conjunto Artístico Nacional. Se construyó en S. XII y desde entonces, es uno de los principales atractivos turísticos. Una vez lo cruzas, entrarás en un laberinto de callecitas estrechas y a su vez, preciosas. 

En el pueblo de Besalú podemos visitar el antiguo barrio judío con su Miqvé, los antiguos baños. En la oficina de turismo ofrecen tours guiados para poderlos visitar.

Otra visita obligatoria de Besalú es el Monasterio de Sant Pere de Besalú, situado en la Plaza Municipal del casco antiguo. En ese mismo lugar, en la Plaza del Prat de Sant Pere, podemos encontrar una gran variedad de ofertas gastronómicas para comer o picar algo, así que puede ser el momento ideal para merendar. 

De camino a Girona podemos parar en la capital de la comarca de l’Alt Empordà, en Figueras, muy conocido por Teatro-Museo de Salvador Dalí. En su interior se encuentran una gran cantidad de obras que hizo el pintor y la tumba en la que se encuentran sus restos. También podemos visitar el Castillo de San Ferrán, una fortaleza que defendía el Empordà en la antigüedad.

Museo Dalí, Figueres

Las Ramblas de Figueras son el lugar ideal para pasear. A su alrededor hay muchas tiendas de ocio: ropa, electrónica, perfumerías… pero también hay muchísimas posibilidades gastronómicas. Os animamos a sentaros a cenar en alguna de sus terrazas de la Rambla de Figueras o bien, en la Plaza del Ayuntamiento, que se encuentra justo al lado.

Rambla de Figueres
Rambla de Figueres

Día 2

Por la mañana…

Durante la mañana de nuestro segundo día visitaremos el Barrio Judío de la ciudad de Gerona. Conocido como la judería, es uno de los mejores conservados de Europa.

Barrio Viejo Girona
Barrio Viejo de Girona

La visita empezará en el Museo de Historia de los Judíos, en el que hay varias exposiciones y muestras de la forma de vivir en la antigüedad por los judíos. Podemos elegir hacer la visita de manera libre o bien, concertar una visita guiada en el mismo Museo (girona.cat) o hacerla con otro guía experto que, además, os acompañará durante la visita del barrio judío para explicaros su historia.

También podemos visitar el Centre Bonastruc ça Porta, en el que encontramos jardines y patios construidos con arquitectura judía y con unos rincones preciosos. Muy cerquita se encuentra la Casa de Lléo Avinay, propiedad del antiguo aljama del barrio.

Si nos dirigimos en dirección a la Catedral por la Subida de la Mare de Déu de la Pera, llegaremos a La Pobardia, lugar en que se encontraban anteriormente los antiguos baños públicos de la ciudad. Además, se encuentra un pórtico que pertenecía al barrio. 

Una vez acabada la mañana y con el estómago vacío, nos dirigiremos a la Plaza San Félix, en la que hay una gran variedad de ofertas gastronómicas. Por la Calle de la Barca también hay cervecerías y creperías, así que seguro que encuentras algo que cumpla tus expectativas para que no te quedes con hambre.


Por la tarde… 

Por la tarde, nos vamos a dedicar a visitar un par de pueblos pertenecientes a la Costa Brava. 

Visitaremos uno de los pueblos con encanto más bonitos de la provincia de Girona: s’Agaró. Situado a poco más de media hora en coche desde Girona, es un pueblo que pertenece al municipio de Castell d’Aro, en la comarca del Baix Empordà.  

S’Agaró tiene un Camino de Ronda que se puede recorrer fácilmente andando. Desde la playa de Sant Pol hasta la playa de Sa Conca, hay poco más de dos kilómetros con unas vistas espectaculares. Hasta Sant Feliu de Guíxols, es decir, el camino inverso, son cuatro kilómetros con unos preciosos paisajes. Vale la pena recorrer todo el Camino de Ronda y disfrutar de sus increíbles calas. ¡Por cierto! S’Agaró cuenta con una de las mejores playas de Girona, llamada Cala Pedrosa, desde la que se pueden descubrir las casetas de colores con más de cien años de antigüedad y símbolo del pueblo. 

Aprovechando la proximidad, también podemos visitar Tossa de Mar, situado en la comarca de La Selva. Es una de las paradas obligatorias para visitar la provincia de Girona.

Tossa de Mar
Tossa de Mar

En Tossa de Mar encontramos la Muralla de la Vila Vella, un lugar histórico declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional del municipio. Podemos pasear por los alrededores hasta llegar al Far de Tossa, situado en el Castillo de Vila Vella, lugar muy concurrido por los turistas.

Las calas de Tossa de Mar son perfectas para todo aquél que le guste los deportes acuáticos. Además, puedes visitar una de las playas más bonitas de Girona, Cala Pola, que se encuentra en el camino de Ronda que une Tossa de Mar con Sant Feliu de Guíxols. 

Para poder cenar en Tossa de Mar tienes varias opciones, puedes ir a la zona de la Vila Vella, al paseo marítimo o al interior del pueblo. Cualquier zona es ideal para cenar y encontrarás diferentes opciones para comer. Eso sí, ten en cuenta que la zona del paseo marítimo suele ser un poco más cara que las demás. 


Día 3

Por la mañana… 

La mañana del último día la dedicaremos a conocer varios lugares de interés de la ciudad. Desde la Plaza de San Félix, subiremos a los Baños Árabes. Con una historia increíble, os recomendamos entrar (si tenéis oportunidad) y visitar las cinco zonas en las que se dividen los baños. Podéis consultar los horarios y tarifas de las visitas en su página web

Baños Árabes en Girona
Baños Árabes en Girona | Foto: José Luis Filpo Cabana / CC BY

Enfrente de los Baños Árabes, se encuentra La Majordoma de Sant Narcís, justo al inicio del Paseo Arqueológico. La escultura simboliza una mujer con un libro entre sus manos, el libro de “Los misterios de Gerona”.

La Majordoma de Sant Narcís
La Majordoma de Sant Narcís

A cinco minutos a pie de los Baños Árabes, se encuentra el famoso Monasterio de San Pere de Galligans, sede del Museo de Arqueología de Cataluña.

Monasterio de Sant Pere de Galligans
Foto: Chosovi (CC BY-SA 2.5)

Os recomendamos visitar el interior del Monasterio, del que solo queda en pie el claustro y la iglesia; podéis mirar en la página web los horarios en vuestro día de visita.

Cruzando por delante de los jardines El Jardín del Doctor Figueras y el Jardín de John Lennon, y a menos de diez minutos, encontramos el Monasterio de San Daniel, un monasterio de monjas con orígen en la Edad Media y uno de los más antiguos de Cataluña. 

Justo enfrente del Monasterio se encuentra la Font del Bisbe, justo al lado del río Galligants. Tendrás que cruzar por el antiguo puente medieval para verla. Seguiremos por la Baixada de la Font del Bisbe, llena de naturaleza y tranquilidad, hasta llegar a La Majordoma y a los Baños Árabes; y nos dirigiremos al Pont d’en Gómez.

Pont d'en Gómez, Girona
Pont d’en Gómez | Foto: Jitka Erbenová (cheva) / CC BY-SA

Cruzaremos por este puente histórico en la ciudad de Girona para llegar a la Plaza de la Independencia. Es un lugar ideal para comer ya que ofrece una gran oferta gastronómica para todo tipo de paladares.

Plaça de la Independència, Girona
Plaça de la Independència | Foto: Zarateman / CC0

Por la tarde… 

Lo que más apetece es un helado. Por lo tanto, es el momento ideal para acercarnos a la Heladería Rocambolesc, justo en la Calle Santa Clara.

Heladería Rocambolesc, Girona
Heladería Rocambolesc, Girona

Justo al lado tenemos el Pont de les Peixeteries Velles, uno de los puentes más famosos de la ciudad. Si te pones justo en medio, puedes ver la Catedral de Gerona desde uno de los agujeros de la estructura del puente.

Pont de les Peixeteries Velles
Pont de les Peixeteries Velles | Foto: Andrew Bone from Weymouth, England / CC BY

Nos dirigiremos hacia la Plaza Santa Susanna y cruzaremos por la Plaza de la Constitución, una de las plazas más grandes de la ciudad; aunque debes saber que actualmente se llama Plaza del Uno de Octubre de 2017.

Para despedir la tarde en la capital, nos dirigiremos hacía el Parque de la Devesa, la zona verde más importante de la ciudad. Es un lugar muy bonito y ideal para perderse ya que hay rincones preciosos, como por ejemplo, el Jardín de la Devesa, en el que se encuentra el Manantial de la Devesa.

Parc de la Devesa, Girona
Parc de la Devesa, Girona | Foto: Enric / CC BY-SA

El parque es un lugar maravilloso, lleno de naturaleza y el lugar ideal para despedirse de la capital gerundense entre sus plataneros, los ciudadanos haciendo deporte, los turistas paseando por al lado y el canto de los pájaros de fondo.


¿Qué te han parecido los tres días en Girona? Cómo puedes ver, también hay lugares espectaculares fuera de la capital. Disponer de estos días para conocer Girona es un placer. Estaremos encantados de leer en los comentarios vuestras sugerencias para añadir a nuestra ruta. 


Especial Girona
Descubre Girona y sus alrededores
Actividades en Girona
Booking.com

Deja un comentario