Qué ver en Girona en 1 día

Girona es una capital espectacular con un montón de rincones para descubrir. Desde la Catedral, las calles más concurridas, las plazas más importantes o la zona verde más importante de Cataluña. Si tienes pensado visitar la ciudad durante un día completo, este es tu post ideal. A continuación, os proponemos una ruta para conocer la ciudad durante un día.

Girona en 1 día | Girona en 2 días | Girona en 3 días | Girona en 4 días

Por la mañana… 

Para empezar el itinerario, saldremos desde la Basílica de San Félix en la calle Caldeders, templo principal de la ciudad antes que se construyera la Catedral.  Allí mismo, junto a los pies de la iglesia, encontramos la estatua del Culo de la Leona, una escultura de piedra muy conocida por los turistas, pues cuenta la leyenda que “solo volverán a Girona, los que le den un beso al culo de la leona”.

Culo de la Leona, Girona
Culo de la Leona en Girona | Foto: Enfo / CC BY-SA

A continuación, seguiremos por la Pujada de Sant Feliu. Un poco más adelante  nos encontramos con los Baños Árabes. Recomendamos hacer la visita a esta construcción cristiana, pues los baños están muy bien conservados y se diferencia claramente las diferentes zonas que había antiguamente. Podéis consultar en la página web los horarios y tarifas.

Baños Árabes, Girona
Baños Árabes en Girona | Foto: José Luis Filpo Cabana / CC BY

A dos minutos a pie tenemos la famosa Catedral de Girona, con sus escalinatas. Os animamos a contar los escalones que hay hasta llegar a la puerta. En su interior hay la nave gótica más ancha el mundo. Os animamos a hacer una visita por la Catedral, podéis consultar en la página web sus horarios y tarifas.

Catedral de Girona iluminada
Catedral de Girona | Foto: SBA73 / CC BY-SA

Si continuamos callejeando por los alrededores de la Catedral, llegaremos a la Plaça de Sant Domènec, lugar en que encontramos la Universidad de Girona, el Convento de Santo Domingo y la Iglesia de San Domènec.

Plaça de Sant Domènec, Girona
Plaça de Sant Domènec | Foto: Enfo / CC BY-SA
Barrio Viejo de Girona
Barrio Viejo de Girona

Saliendo por la misma plaza, cogeremos la Calle dels Alemanys. La primera parada que haremos será para entrar a la Caserna dels Alemanys, lugar que acogía a los defensores alemanes durante la Guerra del Francés. Sus jardines son un lugar llenos de historia y de rincones preciosos.

Caserna dels Alemanys
Caserna dels Alemanys | Foto: Josep Maria Viñolas Esteva / CC BY-SA

Muy cerquita tenemos el inicio de la Muralla de Girona, construida en la antigüedad para defender la ciudad. Aprovechad las vistas, pues es el lugar perfecto para descubrir la ciudad. Aunque esta ruta se puede hacer perfectamente con niños, no es aconsejable llevar cochecitos de bebé, ya que hay escalones tanto para subir como para bajar.

Muralla de Girona
Muralla de Girona | Foto: Hatimazahri98 / CC BY-SA

Si continuamos por la muralla, podremos observar a los pies el Campus Universitario del Barrio Viejo. Llegaremos a una torre circular, la Torre de Sant Domènec. Es un lugar precioso para observar la ciudad desde lo alto de la torre, y el lugar ideal para hacerse fotos junto al paisaje. Si continuamos el recorrido, podremos observar a nuestro lado el paseo de fuera de la muralla, un recorrido muy bonito para hacer junto a los jardines. Tras pasar un par de torres más, acabaremos el recorrido de la muralla justo en los Jardines de la Muralla, un lugar ideal para descansar un poco y disfrutar de la sombra de los árboles. Si vais acompañados de niños, es el lugar perfecto para que beban un poco de agua y recuperen energía. Justo saliendo de los Jardines de la Muralla, está el Jardín de la Infancia, en el cual se encuentra el Refugio Antiaéreo de Gerona.

Jardines de la Muralla, Girona
Jardines de la Muralla | Foto: klimmanet / CC BY

Probablemente os haya entrado un poco de hambre. Os recomendamos que os pongáis en marcha y os acerquéis a la Rambla de la Libertad, justo al lado de dónde os encontráis. Es una calle muy transitada tanto por los habitantes de Gerona como por los turistas. Hay muchas tiendas de ocio y, además, una gran variedad de restaurantes para sentarse y comer algo y reponer las pilas.

Rambla de la Llibertat, Girona
Rambla de la Llibertat | Pere López / CC BY-SA
Booking.com

Por la tarde…

Después de haber recuperado fuerzas, dejaremos el Barrio Viejo a un lado y pasaremos a la otra parte de la ciudad. Cruzaremos el río Oñar por el Pont de les Peixeteries Velles, conocido también como el Puente de Hierro. Este puente fue diseñado por la misma persona que diseñó la famosa Torre Eiffel de Francia, es decir, por Gustavo Eiffel. Si os fijáis bien, desde el centro del puente podéis observar a lo lejos la Catedral de Girona. Al cruzar el puente llegáis a otra de las calles más transitadas de la ciudad, la Calle Santa Clara.

Pont de les Peixeteries Velles, Girona
Pont de les Peixeteries Velles | Foto: Andrew Bone from Weymouth, England / CC BY
Casas de colores en Girona vistas desde uno de los puentes
Casas de colores en Girona vistas desde uno de los puentes

Cruzando por la Gran Via Jaume I y por la Avenida Ramon Folch, llegamos al Parque de la Devesa. Es un lugar espectacular lleno de naturaleza. Con unos árboles muy grandes y altos. Los ciudadanos de Girona usan este parque a menudo para desconectar y hacer deporte. Pasear por el parque, perderte en su interior, descubrir los preciosos rincones que se esconden… es todo un reto. Os recomendamos que deis un paseo por el interior, por la zona del Manantial de la Devesa. Además, si vais con niños, debéis saber que hay un parque infantil.

La Devesa de Girona

A unos 10 minutos andando, justo al lado de la Plaza de la Constitución, se encuentra el Museo del Cine. Justo al lado de encuentra la Parroquia de Santa Susanna de Mercadal, una Iglesia muy bonita y sencilla. El Museo del Cine es un lugar mágico con tan solo entrar, pues en el interior se encuentran una gran variedad de proyecciones antiguas. Además, se explica cómo avanzan las técnicas cinematográficas a lo largo de la historia, exponiendo diferentes materiales y objetos de las diferentes épocas. Es, sin lugar a duda, un museo muy interesante tanto para adultos, como para niños. Podéis consultar la página web para ver horarios y tarifas.

A cinco minutos a pie del Museo y, cruzando por la calle Santa Clara, llegaremos a la Plaza de la Independencia, uno de los lugares más concurridos de la ciudad. Mientras andáis por la calle Santa Clara, podéis observar los escaparates de las muchas tiendas que hay o incluso hacer una parada en la famosa heladería Rocambolesc (rocambolesc.com). Cuando lleguéis a la Plaza de la Independencia, veréis que está repleta de ocio, restaurantes y cafeterías; pues es un lugar que invita a sentarte en una de sus terrazas para tomar algo, merendar, o incluso hacer las primeras tapas de la noche.

Plaça de la Independència, Girona
Plaça de la Independència | Foto: Zarateman / CC0

Por la noche…

Por la noche, la ciudad es puro ocio nocturno, sobretodo en la Plaza de la Independencia o en la Plaza de San Félix, justo al lado de la escultura del Culo de la Leona. Hay una gran variedad de pubs repartidos por la ciudad dispuestos a entretener la noche. 

Aunque para los más tranquilos, también hay otra posibilidad: ver el anochecer y la ciudad nocturna desde lo alto de la Muralla.


¿Os ha gustado la ruta para hacer en la capital de Girona? Como podéis ver, hemos escogido los lugares más relevantes y que no pueden faltar en una visita a la ciudad. Déjanos en los comentarios si has visitado alguno de los lugares turísticos que os hemos mencionado anteriormente y qué te ha parecido.


Booking.com

Deja un comentario