Ruta por 8 Pueblos Medievales con encanto en Zamora

En la provincia de Zamora hay muchos lugares maravillosos para descubrir, pueblos pintorescos y paraísos naturales con paisajes asombrosos. Si además te gustan los pueblecitos medievales con historia, este artículo te va a gustar, porque hemos recopilado algunos de los pueblos medievales con más encanto de Zamora.

Benavente

Castillo de la Mota, Benavente | Foto: User: Horst Goertz at  wikivoyage shared / CC BY-SA
Castillo de la Mota, Benavente | Foto: User: Horst Goertz at wikivoyage shared / CC BY-SA

Benavente se encuentra a 65km al norte de Zamora, situada sobre una colina en el centro de una gran llanura, en una zona que se inscribe en la confluencia de dos zonas geográficas diferentes, tanto física como económicamente, como son la Tierra de Campos y la de los valles regados por los ríos Esla, Tera y Órbigo.

Destacan la Iglesia de Santa María del Azogue, de estilo románico; la Iglesia de San Juan de Mercado; el Hospital de peregrinos de La Piedad; la Ermita de la Soledad, construida a comienzos del siglo XVI; el Castillo de la Mota de Benavente o la Plaza Mayor.

Granja de Moreruela

Ruinas del Monasterio de Moreruela |.Foto: Samuelmezquita / CC BY-SA
Ruinas del Monasterio de Moreruela |.Foto: Samuelmezquita / CC BY-SA

La historia de esta localidad se encuentra inexcusablemente ligada al monasterio de Santa María de Moreruela, que sus ruinas son su principal atractivo turístico. Cenobio del siglo XII, perteneció a la orden del císter y sus restos tienen un gran valor patrimonial, estando declarado Bien de Interés Cultural.

Puebla de Sanabria

Puebla de Sanabria | Foto: © Jose Mario Pires
Puebla de Sanabria | Foto: © Jose Mario Pires

Con su especial fisonomía de espigón y su ubicación estratégica junto a la frontera con Portugal, tuvo un gran protagonismo en la formación histórica del territorio que le rodea. Fue sede de un notable poder militar, eclesiástico y político que a lo largo de los siglos generó un rico patrimonio arquitectónico y monumental que en 1994 llevó a que la villa fuera declarada bien de interés cultural en la categoría de conjunto histórico.

Conjunto histórico de Puebla de Sanabria | Foto: Guillermo Muñiz / CC BY-SA 3.0 ES
Conjunto histórico de Puebla de Sanabria | Foto: Guillermo Muñiz / CC BY-SA 3.0 ES

Su recinto urbano se encuentra limitado por estructuras defensivas de la época medieval que fueron modificadas y reforzadas a partir del siglo XVII. En su interior se conservan dos núcleos diferenciados, “La Villa” y “El Arrabal”, ambas separadas por una vaguada natural.

Algunos de sus principales inmuebles cuentan con el reconocimiento propio de la categoría de monumento, como el Castillo de los Condes de Benavente, la Iglesia de Santa María del Azogue o el propio Ayuntamiento.

Valparaíso

Valparaíso no es el principal destino turístico de la zona, pero su encanto 100% rural merece la pena de visitar.

En la Edad Media, Valparaíso quedó integrado en el Reino de León, cuyos monarcas acometieron la repoblación del oeste zamorano. Y ya durante la Edad Moderna, estuvo integrado en el partido de Mombuey de la provincia de Zamora. En el año 1833, al reestructurarse las provincias y crearse las actuales, Valparaíso se mantuvo en la provincia zamorana, dentro de la Región Leonesa, integrándose en 1834 en el partido judicial de Puebla de Sanabria.

Se encuentra situado junto al embalse de Valparaíso, en el que es frecuente la pesca y los deportes náuticos, siendo su playa, situada a la entrada del pueblo, uno de sus principales recursos turísticos.

Toro

La Colegiata, Todo | Foto: Zarateman / CC BY-SA
La Colegiata, Todo | Foto: Zarateman / CC BY-SA

Toro es una ciudad histórica y monumental. La ciudad es reflejo de su notable papel histórico, de especial relevancia entre los siglos XII y XVI, en la que fue sede real y lugar de celebración de Cortes. Su casco histórico acoge auténticas joyas monumentales, entre las que destaca la Colegiata de Santa María la Mayor.

En sus calles se percibe la imbricación de distintas etapas de su desarrollo histórico, siendo aún identificable la traza y los elementos clave de la estructura urbana fundacional, junto con el de otras etapas posteriores de su desarrollo. Otro de los elementos clave en la configuración de su estructura urbana es su emplazamiento sobre un accidente orográfico significativo, consistente en una considerable elevación del terreno y su ubicación próxima al Duero.

Fermoselle

Fermoselle | Foto: Fermoselle_Vista_20080908_814.jpg: Antramirderivative work: Holeewo / CC BY-SA
Fermoselle | Foto: Fermoselle_Vista_20080908_814.jpg: Antramirderivative work: Holeewo / CC BY-SA

En la tortuosa topografía de peñascos, fallas y despeñaderos, y sobre un cuchillo de peñas, se erige la villa de Fermoselle, considerada habitualmente por unos la «capital de los Arribes del Duero» y por otros «el balcón del Duero».

Su patrimonio natural, histórico y etnográfico han convertido a esta villa en un destino turístico de referencia en la provincia de Zamora.

Panorámica de Los Arribes | Foto: Antramir / CC BY-SA
Panorámica de Los Arribes | Foto: Antramir / CC BY-SA

Galende

Galende se encuentra situado en pleno parque natural del Lago de Sanabria, el mayor lago de origen glaciar de la península ibérica, además de ser un espacio natural protegido de gran atractivo turístico.

Vista del lago Sanabria
Vista del lago Sanabria

Su casco antiguo es un claro ejemplo de la arquitectura sanabresa, con bellas casas fabricadas en piedra del lugar y tejados de pizarra.

Casa típica del centro del pueblo | Foto: Porlapaz / CC BY-SA
Casa típica del centro del pueblo | Foto: Porlapaz / CC BY-SA

De entre sus inmuebles destaca la iglesia parroquial, dedicada a San Mamés, de una sola nave y con un retablo com la imagen del santo.

Tábara

Iglesa parroquial de Santa María, Tábara | Foto: Antramir / CC BY-SA
Iglesa parroquial de Santa María, Tábara | Foto: Antramir / CC BY-SA

En el centro norte de la provincia de Zamora, a 744 metros sobre el nivel del mar, se encuentra Tábara. Célebre sobre todo por su torre, aquí estuvo asentado el famoso monasterio tabarés, dedicado a San Salvador, , fundado por San Froilán a finales del siglo IX. En él, según las crónicas, llegaron a reunirse seiscientos monjes de ambos sexos, y de él salió también el afamado beato mozárabe que lleva el nombre del lugar.

Booking.com

Deja un comentario