Los 10 pueblos con encanto más bonitos de Galicia

Galicia es un lugar especial, con una hermosa lengua propia y frontera con Portugal, es la única comunidad bañada por el océano Atlántico y al mismo tiempo por el mar Cantábrico, además sus paisajes y su gastronomía son envidiables y así lo indica el turismo que sigue en aumento en el oeste del mapa. 

Cada pueblo gallego tiene una historia, una fiesta, un vino, pulpo, carne o marisco, monumentos, arquitectura y gastronomías muy particulares que nos encanta conocer y disfrutar. Son muchos los pueblos con encanto en Galicia, vamos a ver a continuación algunos de los lugares más bonitos y con más encanto para visitar.

Allariz

Allariz
Allariz

Allariz es un precioso pueblo situado a unos 20 kilómetros de Ourense y por el que todos los turistas que lo visitan quieren volver a pasar. El casco histórico completamente de piedra merece un paseo por sus calles y visitar las tiendas de artesanía y de moda (hay muchos Outlets y abren incluso los fines de semana). 

El río Arnoia deja a su paso escenas preciosas con pequeñas cascadas, barcas y arboledas. En verano el mejor plan es un baño en el río y un largo paseo por las orillas para terminar de cañas y pinchos por el centro de Allariz. 

El Muiño do Burato es una edificación del siglo XIV que fue rehabilitada como museo y en el que se puede ver uno de los varios molinos hidráulicos que hay a las orillas del río. En Allariz se pueden encontrar también otros museos como el del cuero, el museo de la moda o el del juguete, y además el Festival Internacional de Jardines.

Ningún visitante debe irse de Allariz sin subir al Castillo, el lugar más alto del pueblo situado en una pequeña montaña (a la que se accede andando desde el interior del pueblo) que ofrece una panorámica preciosa, sobre todo al atardecer. Eso sí, que nadie espere encontrar aquí el famoso castillo…


Pedrafita do Cebreiro

Pedrafita do Cebreiro | Foto: Ramon Piñeiro / CC BY-SA
Pedrafita do Cebreiro | Foto: Ramon Piñeiro / CC BY-SA

Este pueblo que bien conocen los peregrinos, pues está en el itinerario del Camino de Santiago francés, guarda un encanto que pocos lugares de España conservan. O Cebreiro está entre las sierras de Os Ancares y O Courel, a unos 70 km de la capital de provincia Lugo. Es un lugar muy visitado debido a las pallozas que conserva.

Las pallozas son las viviendas de piedra tradicionales del noroeste peninsular, construidas con forma redonda y grandes techos de paja y que servían de refugio a los peregrinos. Algunas de ellas tenían añadidos para los animales o para guardar el grano. 

En la actualidad una de las pallozas está reconvertida en museo etnográfico y en su interior se pueden comprobar las condiciones de vida de los ganaderos y agricultores en la montaña. 

Los visitantes de O Cebreiro también pueden ver la iglesia prerrománica de Santa María, del siglo IX, aunque la fachada no es la original en ella se conservan algunas piezas de la época. En el año 1300 esta iglesia fue escenario del milagro conocido como Milagro de la Eucaristía o Leyenda del Santo Grial de Galicia, en el que el vino se convirtió en sangre y el pan en carne. 

Este pueblo de Lugo es uno de los imprescindibles para cualquier turista y para los peregrinos del camino francés. A 4 km de O Cebreiro está el Alto de San Roque donde una escultura de bronce del escultor gallego José María Acuña se ha convertido en un Monumento al Peregrino.


Betanzos

Betanzos | Foto: amaianos / CC BY
Betanzos | Foto: amaianos / CC BY

Situado en un valle y cercano al mar, Betanzos está a 25 km de A Coruña y es reconocida como la capital del gótico en Galicia. Betanzos fue una de las siete provincias del antiguo Reino de Galicia, su casco histórico refleja ser una de las ciudades medievales más importantes de la comunidad autónoma.

Las calles de Betanzos son estrechas y empinadas, habitadas por casas antiguas e iglesias góticas como la iglesia de San Francisco, del siglo XIV y en cuyo interior se conservan estatuas de jabalíes. O la iglesia de Santiago, del siglo XV y construida por los sastres de la época. Otra iglesia de arquitectura gótica es Santa María del Azogue.

A unos 15 kilómetros hacia el norte de Betanzos está el pueblo pesquero Pontedeume que merece la pena visitar. Su puente medieval de piedra, por el que circulan vehículos, fue el primero que se creó sobre el río Eume y uno de los más largos de Europa. Ambos, el puente y el río, dan nombre a este precioso lugar.

Destacan también en Betanzos la fiesta de los Caneiros, la feria medieval, el Parque del Pasatiempo y las famosas y deliciosas tortillas de patata.


Combarro

Combarro | Foto: Vargtimmen / CC BY-SA 3.0 ES
Combarro | Foto: Vargtimmen / CC BY-SA 3.0 ES

Un precioso y claro ejemplo de arquitectura popular gallega se puede encontrar en este pueblo llamado Combarro, una villa del municipio de Poio bañada por el mar y situada a menos de 10 kilómetros de Pontevedra

Combarro guarda la arquitectura popular gallega con estructuras y estilos de los siglos XVIII y XIX. El gran número de hórreos y cruceiros, además de la Iglesia parroquial, hacen de Combarro un lugar de interés cultural en el que luce la convivencia entre la agricultura, la ganadería y la pesca.

Lo que más llama la atención de los turistas son los hórreos, o graneros de maíz, los cruceiros y las casas marineras. En el puerto y en la playa se realizan las labores de pesca, y cuando la marea está baja se puede ver faenar a las mariscadoras. 

El pueblo está construido en granito, tiene casas pequeñas y apiladas y numerosos cruceiros en las calles o plazas. Antiguamente existía la creencia de que los cruceiros protegían a los vecinos de la Santa Compaña. Algunas de estas esculturas podrían datar del siglo XVIII. 

Este precioso pueblo marinero fue declarado Conjunto de interés artístico y pintoresco en 1972. Los turistas pueden disfrutar en Combarro, sin duda, de uno de los cascos viejos más interesantes de Galicia, de sus bares y restaurantes bordeando la costa y los 30 hórreos situados a orillas del mar. 


Baiona

Baiona | Foto: Alma / CC BY-SA
Baiona | Foto: Alma / CC BY-SA

Situado en plena bahía este pueblo marinero está a 25 km de Vigo y a unos 30 km de Portugal. Hoy en su puerto descansan tanto barcas pesqueras como embarcaciones de recreo debido al turismo presente en esta zona de Galicia con playas y lugares preciosos para visitar.

Baiona es especial desde que llegó la carabela ‘La Pinta’ con las primeras noticias sobre el descubrimiento de América, o el Nuevo Mundo, en el año 1943. Es decir, Baiona fue el primer lugar de Europa que tuvo conocimiento de la existencia de otro continente. 

En Baiona se puede visitar la iglesia de Santa María, excolegiata de la Anunciata, monumento del siglo XII aunque su mayoría fue construido en el siglo XV. Tiene partes de estilos románico, gótico y barroco y en los arcos hay esculpidos cinceles, martillos y hachas en referencia a los trabajadores que construyeron la iglesia. 

Al norte de Baiona está el castillo de Monterreal ubicado en la península de Monte Boi y rodeado de murallas. Esta fortaleza se comenzó a construir también en el siglo XII y hoy en día alberga un Parador Nacional. Destacan las torres del Reloj de la Tenaza y del Príncipe. 

Los visitantes pueden continuar hacia el monumento de la Virgen de la Roca, tallada en piedra y cuyas manos y rostro son de mármol blanco. Durante las fiestas de la Virgen de la Roca se celebran romerías y “sardiñadas” por toda la comarca.

Mariscos o pescados como el lenguado o la lubina, “caldeirada de peixe” y los vinos del lugar; cenar en un restaurante del puerto y dar un paseo alrededor de la fortaleza de Monterreal disfrutando de las preciosas vistas de la costa son dos planes que no se pueden rechazar si estás en Baiona. 


Ribadavia

Ribadavia | Foto: Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga Commons)(Lmbuga Galipedia)Publicada por/Publish by:  Luis Miguel Bugallo Sánchez / CC BY-SA
Ribadavia | Foto: Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga Commons)(Lmbuga Galipedia)Publicada por/Publish by: Luis Miguel Bugallo Sánchez / CC BY-SA

A 30 km de Ourense se encuentra Ribadavia, un lugar que invita a realizar la ruta medieval del vino, por las bodegas de la comarca, o a seguir las muchas representaciones teatrales que tienen lugar en el conjunto histórico del pueblo, incluido el Castillo.

En el centro se pueden distinguir la Casa de la Inquisición, un bonito edificio del siglo XVI con una artística fachada, y el barrio judío en cuyo centro se sitúa el Pazo dos condes de Ribadavia también conocido como el Castillo

Ribadavia es popular por su vino gallego de diario, que suele servirse en taza de porcelana, ya que el pueblo está ubicado en plena comarca de una de las grandes bodegas de vino, el Ribeiro.  

Tienen fiestas para dar la bienvenida al vino de la nueva cosecha y la tradicional fiesta de la vendimia con desfiles de carrozas y concursos. Ribadavia también cuenta con un museo enológico.

Los turistas pueden disfrutar en Ribadavia de un plan de relax y naturaleza. A las orillas del río Cerves se sitúa el Balneario de Prexigueiro, uno de los más prestigiosos debido a las propiedades terapéuticas y temperatura del agua, con unas instalaciones de estilo japonés. 


Ézaro

Ézaro | Foto: Fev / CC0
Ézaro | Foto: Fev / CC0

En Dumbría, a unos 60 km de Santiago de Compostela y unos 100 km de A Coruña se encuentra Ézaro, exactamente en la costa bañada por el océano Atlántico. Cuenta con un paseo marítimo y numerosos jardines que lo convierten en un lugar con mucho encanto. Pero la gran belleza de Ézaro se llama Cascada de Xallas o Fervenza do Ézaro

El río Xallas atraviesa este pueblo con la particularidad de desembocar en el mar en forma de gran cascada, dejando a todos los visitantes boquiabiertos. Al parecer es el único río en Europa que desemboca de este modo, lo que hace de Ézaro un lugar todavía más especial.

El río siempre va cargado de agua y la cascada se puede visitar todos los días del año, incluso cuenta con iluminación artificial en fechas y horarios concretos de poca luz. Muy cerca se encuentra el Mirador de Ézaro con unas maravillosas vistas del lugar. Sin duda es un sitio muy recomendado para visitar.


Mondoñedo

Mondoñedo | Foto: Iago Pillado / CC BY-SA 2.5 ES
Mondoñedo | Foto: Iago Pillado / CC BY-SA 2.5 ES

A más de 80 kilómetros de Lugo se encuentra una de las siete capitales históricas de Galicia. Mondoñedo fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2015 y su casco antiguo es Conjunto Histórico-Artístico.

En el barrio de los Molinos está la plaza del centro medieval, donde luce una catedral del siglo XIII que conserva estilos de las diferentes épocas, románico, gótico y barroco. La portada es románica con un rosetón del siglo XVI, claustros del siglo XVII y torres barrocas del siglo XVIII. 

Iglesias, conventos y casas tradicionales organizadas en torno a la Catedral y a la Plaza Mayor conforman el centro medieval de Mondoñedo. Aquí se puede encontrar también uno de los mejores museos de arte sacro de España. 

La Cueva del Rei Cintolo, que no está exenta de leyendas, es la más grande de Galicia y dentro hay galerías, ríos e incluso un lago. Allí se pueden ver las formas de las rocas erosionadas por el agua a lo largo de los años. 


Cambados

Cambados | Foto: Re Fresh Vigo / CC BY-SA
Cambados | Foto: Re Fresh Vigo / CC BY-SA

En la costa de Pontevedra y en el centro de las Rías Baixas está la capital del vino Albariño, Cambados. Su casco histórico declarado Bien de Interés Cultural cuenta con pazos y casas señoriales. 

En la Plaza de Fefiñanes, una plaza empedrada rodeada de casas antiguas, se encuentra el Pazo de Fefiñáns o Pazo de los Figueroa y el arco-puente. Se pueden visitar las ruinas de la iglesia gótica de Santa Mariña reconvertido en cementerio y en el barrio marinero Santo Tomé se pueden ver los restos de la Torre de San Saturniño

Además Cambados cuenta con varios museos, entre ellos el Museo Etnográfico y del Vino, y ningún visitante debería abandonar el lugar sin probar el famoso vino blanco Albariño.


San Andrés de Teixido

Iglesia de San Andrés de Teixido | Foto: Jose Manuel / CC BY (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0)
Iglesia de San Andrés de Teixido | Foto: Jose Manuel / CC BY (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0)

Al norte de A Coruña, en las Rías Altas, está San Andrés de Teixido en un valle y sobre los acantilados más altos de Europa occidental. Pertenece al municipio de Cedeira y por esta zona se han encontrado múltiples enterramientos prerromanos. Lo llaman “la puerta del más allá de los celtas”.

Muy pocas viviendas se sitúan en este lugar de fantásticas e inigualables vistas hacia el mar, sin embargo sí te cruzarás con vacas o caballos en tu ruta por los miradores de Herbeira en lo alto de la Sierra da Capelada

El santuario de San Andrés de Teixido, que cuenta con sus propias leyendas, data del siglo XIII y es de arquitectura gótica, aunque la fachada y la torre del campanario se terminaron de construir en el siglo XVIII. 


Podríamos añadir muchos más, porque en Galicia abundan los pueblos con encanto y es un destino ideal para este tipo de turismo al que se le suma la maravillosa gastronomía local.


Booking.com

Deja un comentario