Souvenirs de Nueva Zelanda

Souvenirs de Nueva Zelanda

A veces, cuando vamos a un país lejano, nos encontramos con un gran dilema: ¿debemos llevar algo a las personas que más queremos? ¿Sirve acaso de algo, si no van a apreciarlo? Es una decisión de cada uno, claro está. Si de verdad piensas que puede ser útil, o que la persona que reciba el regalo lo va a apreciar, entonces es algo adecuado. Pero también tienes que poner de tu parte, y regalar algo, más o menos personalizado, que indique que de verdad te has acordado de ella cuando estuviste por esas tierras lejanas. Es por eso que vamos a hablar hoy de los productos típicos de este país.

Los productos típicos de un país son una serie de objetos que se pueden encontrar de forma fácil. Pueden ser representaciones de ese estado, o de los animales o monumentos que más se visitan en la zona. Sin embargo, cuando hablamos de souvenirs, no tenemos por qué limitarnos únicamente a aquellos objetos, sino que también podemos llevar como recuerdo o regalo, un pequeño detalle, que puede consistir en comida, en productos que puede que no sean tan típicos, pero que son difíciles de encontrar en nuestro país, o hasta algo de ropa. Por eso vamos a dedicar este post a este tema, para que sepas qué es lo que tienes para regalar aquí. ¿Quieres saber más? Pues adelante.

Cuando pensamos en souvenirs, debemos tener claro a quién está dirigido ese regalo. En estos casos, tenemos dos opciones: comprar regalos aleatorios, como un montón de imanes o figuritas, para regalar a todas las personas que lo pidan, o elegir cuidadosamente qué comprar a cada una de esas personas. Esto está en la decisión de cada uno, o puedes hacer una combinación de ambas, y comprar algo especial a la gente que te guste, pero por otro lado hacer un par de compras por compromiso con regalos que son más bien detalles nada personales.

Productos típicos de Nueva Zelanda

Así, por ejemplo, de Nueva Zelanda podemos comprar cosas relacionadas con los kiwis. Te puede resultar algo extraño, pero todo tiene una lógica: se trata de unos pequeños pájaros peludos, parecidos a esa fruta con el mismo nombre, y con un pico muy largo.

Kiwi de NUeva Zelanda

Es, digamos el símbolo nacional de este país, por lo que es algo bueno para una idea genérica. Hay de todo, desde imanes hasta peluches, así que es una opción bastante acertada.

Como allí también tiene parecido a su hermana mayor, Australia, puedes encontrar también objetos relacionados con los koalas y canguros. No es nada original, pero es menos que nada. Y si no, puedes optar también por llevar algo de comida. De hecho, un postre muy típico, no solo de Nueva Zelanda, sino también de Australia, es la Pavlova, un pastel que aunque no te puede durar todo el viaje, sí que puedes aprender a hacerlo en casa, aunque también hay algunos lugares donde lo venden congelado, para que lo lleves así en la maleta.

Por último, también puedes comprar cosas que están relacionadas con las tribus nativas de la isla. Desde boomerangs hasta instrumentos musicales que pueden llegar a resultar de lo más bizarros. Hay algunos que son realmente costosos, debido a que están hechos de una manera artesanal y con unos materiales autóctonos que por tanto, no se van a poder encontrar en otra parte. Son impresionantes y costosos, pero sí que pueden suponer un gran detalle para algunas personas.

¿Y tú? ¿Vas a llevar algo de aquí a las personas que más te importan? No te lo pienses, aunque eso sí, intenta administrar tu dinero de una forma responsable.

¿Qué te ha parecido este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Los comentarios están cerrados.