Salónica: una pequeña introducción para viajeros

Lo primero que se nos ocurre cuando pensamos en Grecia es Atenas. Porque es lo que hemos estudiado, porque siempre lo hemos visto en nuestros libros de historia. E indudablemente, es uno de los lugares más importantes de este país, sobre todo en cuestiones de turismo. Sin embargo, debemos darnos cuenta de que hay mucho más que ver en esta región de Europa. No solo es Atenas. Y por eso, en este artículo, vamos a tomarnos un poco de tiempo para descubrir otros lugares. Y en esta ocasión, hablamos de Salónica (o Tesalónica). Si quieres saber más, sigue leyendo, porque es un lugar que no te debes perder.

Si estás leyendo esto, es porque estás planeando un viaje a Grecia y quieres saber qué monumentos visitar, o porque de verdad te interesa la cultura griega, o la historia antigua, y has decidido indagar un poco más. En cualquiera de los casos, bienvenido, porque vas a ver lo que hay más allá de los mares, en esta zona europea que tiene mucha influencia de Asia y viceversa. Porque es el punto intermedio entre Oriente y Occidente. Y eso se nota.

Entre los ciudadanos griegos es comúnmente aceptada la idea que la ciudad de Tesalónica o Salónica es la co-capital del país y la segunda más importante después de Atenas, no solo por su belleza, sino también por su economía y dinámica social y cultural.

Algunos datos básicos

Probablemente los guías turísticos harán bien su trabajo y te recomendarán que visites la ciudad de Tesalónica tras Atenas. Y no es para menos, porque también tiene una importante herencia fruto de la historia antigua: monumentos, ruinas, y lugares que descubrir. En todo caso, estamos ante la segunda ciudad más importante del país, con más de un millón de habitantes viviendo ahí, una cifra nada despreciable.

La ciudad pertenece a la región de Macedonia y es la más grande de esta. Se levanta en la desembocadura de la llanura formada por los ríos Aliákmonas, Gallikos y Axios, que desembocan en el golfo Termaico. Salónica está situada en el final del valle del Adrar, emplazada en la via Egnatia que conecta la acrópolis con la costa. Se puede llegar también a Tesalónica por las carreteras procedentes del Adriático, como la vía Egnatia y las que vienen de los Balcanes. Por este motivo se convierte en el puerto más importante de Macedonia.

Fruto de esta herencia destacan dos templos del saber, pero más actuales. Estamos hablando de las Universidades. Aquí hay dos importantes instituciones de educación que merece la pena visitar. Una, la Universidad Aristóteles de Tesalónica, y en segundo lugar, la Universidad de Macedonia, dos importantes centros que son el centro de la educación en Grecia. Los edificios, a pesar de ser recientes, son obras de arquitectura, así que nunca viene mal darse una vuelta por el campus. Puede que nos guste y todo, y nos planteemos estudiar ahí.

Conserva restos de las murallas de la época helenística. En las laderas y la parte baja está la antigua ciudad turca, destruida en 1917, fue reconstruida y conserva grandes monumentos, como las iglesias bizantinas y el arco de Galerio, que son visitados constantemente por los turistas.

Salónica también tiene su tradición en el deporte. En la ciudad existen varios clubes polideportivos, entre ellos Aris Salónica, Iraklis Salónica y PAOK Salónica. También tiene sus respectivos equipos de fútbol, Aris Salónica FC, Iraklis Salónica y PAOK Salónica FC. Juegan en el Estadio Kleanthis Vikelides, el estadio Kaftantzoglio y en el Estadio La Tumba respectivamente.

Su riqueza artística y arqueológica fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988 con la denominación Monumentos paleocristianos y bizantinos de Tesalónica y en 1997 por ser la Capital Europea de la Cultura.

Tesalónica también se caracteriza por ser una ciudad preferentemente universitaria, ya que gira alrededor de la Universidad Aristóteles de Tesalónica y de la Universidad de Macedonia

En cuanto a la gastronomía, Tesalónica es el lugar donde se inventó el famoso Café frappé.

En cuanto al cine, todos los años se realiza en la ciudad el Festival Internacional Thessaloniki de Cine. Conoce y descubre las mejores ofertas de viajes; unas ofertas que te sorprenderán.

Un poco de historia

Sus inicios se remontan precisamente a su fundación por parte del rey de Macedonia, Cassander, aproximadamente en el año 315 antes de Cristo. Siglos después y con la caída del Imperio Macedonio en el año 168 antes de Cristo, pasó a ser una ciudad romana y una importante vía comercial entre Asia y Europa. En el año 1478 y bajo el poder de los turcos otomanos, la ciudad fue conocida como Selanik, en donde predominaban los griegos ortodoxos, seguidos en cantidad por los musulmanes. Con la finalidad de evitar que los griegos ortodoxos sean mayoría, la ciudad les dio la bienvenida a los judíos sefarditas expulsados de España por los reyes Fernando e Isabel. Así fue como Salónica llegó a convertirse en la ciudad que albergaba mayor cantidad de judíos durante aproximadamente dos siglos. Luego llegaría la Segunda Guerra Mundial y el exterminio de casi la totalidad de la población judía por parte de la Alemania Nazi.

Actualmente el motor de desarrollo de la ciudad lo constituye la industria del petróleo, el acero, la petroquímica, los textiles, la producción de harina, cemento, productos farmacéuticos y licor. Así mismo goza de una vida social muy dinámica, realizándose importantes festivales culturales y deportivos.

Alojamiento en Salónica

En Booking.com dispones de numerosas opciones para alojarte en Salónica, siempre con buenas ofertas como éstas:



Booking.com

Cómo orientarse en la ciudad

La mejor manera de orientarse es partiendo de la ubicación de la plaza Aristoteleous, localizada justo al centro de la ciudad. A partir de esta plaza hay una calle peatonal y comercial del mismo nombre que conecta perpendicularmente con Tsimiski, la calle comercial más importante de la ciudad.

Las compras en Salónica están a la par con muchas otras grandes ciudades europeas a nivel de marcas de lujo conocidas, así como pequeñas boutiques de cadena, pero lamentablemente esto último está quitando cuotas de mercado a pequeños negocios y artesanos.

Paseando por el centro de la ciudad se puede ver una buena cantidad de sitios de excavación arqueológica. La gran cantidad de restos milenarios ha ocasionado que la construcción del sistema de metro haya sufrido retrasos importantes; cada vez que se replantea el trazado de las líneas y se comienza a excavar, surge una nuevo yacimiento con miles de años de antigüedad. Por ahora, el extenso sistema de autobuses es la única alternativa de transporte colectivo, aunque no hay ningún problema en recorrer la ciudad a pié.

Entretenimiento en Salónica

La zona de Plateia Athonos está llena de tabernas tradicionales y últimamente se ha convertido en un hervidero de multitudes que buscan divertirse en las noches o solo disfrutar de una cena tranquila en una terraza. Las especialidades gastronómicas del lugar incluyen calamares y pulpo a la parrilla, tzatziki (una salsa de yogur y pepino) y el típico y omnipresente gyro (como un Kebab de codero y queso de cabra).

La avenida Nikis es otra buena opción de entretenimiento. Esta avenida corre paralela al puerto y está llena de cafés y bares frente al mar. Las bebidas en general no son baratas, pero suelen venir con tapas locales bastante generosas, lo que hace que se compense el precio.

Los puntos de distracción cultural de la ciudad son muchos y se encuentran esparcidos por muchas zonas, entre los más interesantes tenemos el Palacio de Galerio, el Mercado y Teatro Romano, las Murallas de la Ciudad, la famosa Torre Blanca, entre otros. Como en toda Grecia, la comida en la ciudad de Salónica es excelente, destacando la Taberna Ta Nisia en la Calle Koromila. Otra opción es el Restaurante Ouzeri Aristotelous, ubicado muy cerca de la costa.

¿Qué te ha parecido este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Los comentarios están cerrados.