Qué ver en Badajoz (capital y provincia): cosas que hacer y qué visitar

Como destino turístico, Badajoz se ve a menudo eclipsada por las más populares Mérida, Cáceres y Trujillo. Dicho esto, la ciudad más grande de Extremadura no debe ser pasada por alto. Ofrece suficientes lugares de interés y atracciones locales para mantenerte ocupado durante un fin de semana.

Bellamente tachonada de arquitectura morisca y medieval, situada en la orilla izquierda del río Guadiana, Badajoz ha sido influenciada a lo largo de la historia por diferentes culturas, convirtiéndola en un importante centro cultural.

En Badajoz capital:

Alcazaba

Alcazaba de Badajoz | Foto: J.Luis López -  Public domain
Alcazaba de Badajoz | Foto: J.Luis López – Public domain

Esta es la estructura más notable de la ciudad de Badajoz que comparte alguna influencia con la antigua cultura morisca. La Alcazaba es una de las fortificaciones árabes mejor conservadas de toda España. En el interior del castillo se encuentra el Palacio de los Duques de La Roca que alberga actualmente el popular Museo Arqueológico Provincial.

Construida por los almohades en el siglo XII, aunque algunos sugieren que puede remontarse a los orígenes de la ciudad en el siglo IX. Situada a orillas del río Guadiana y fronteriza con Portugal, Badajoz fue un bastión estratégico para los moros durante cuatro siglos.

Se puede acceder a la ciudadela por cualquiera de sus cuatro puertas. Una vez dentro, puedes subir a la muralla y caminar alrededor de la ciudadela. Lo mejor son las vistas. Desde el tramo más cercano a la Puerta del Capitel se tienen unas vistas excepcionales del centro de la ciudad y de la Plaza Alta. A medida que camines podrá ver el río Guadiana y su puente romano.

Custodiada por una impresionante torre de vigilancia conocida como la Torre de Espantaperros o Torre de la Atalaya, la leyenda dice que el sonido de la campana asustaba a los infieles, a los que se llamaba «perros». Hoy en día, el único sonido que se oye desde la torre es el de las cigüeñas haciendo ruido.


Giralda de Badajoz

La Giraldilla de Badajoz
La Giraldilla de Badajoz

La torre es una réplica casi exacta a escala de la popular Giralda de Sevilla, en Andalucía, construida siglos antes y que es campanario de la Catedral de Sevilla, considerada dentro del como Patrimonio de la Humanidad. La construcción data de 1935. La torre sorprende por su arquitectura neoárabe de estilo regionalista andaluz, mezclándose tejas de cerámica, floreros, azulejería, forja, etc…, y rematándose con el dios Mercurio, símbolo del comercio. Ocupa el lugar dejado por la primera ermita de la Soledad, levantada en el siglo XVII.

La obra se levantó como sede de un popular establecimiento comercial, «Almacenes La Giralda».


Catedral de San Juan Bautista

Catedral de San Juan Bautista de Badajoz | Foto: Jose Mario Pires / CC BY-SA 4.0
Catedral de San Juan Bautista de Badajoz | Foto: Jose Mario Pires / CC BY-SA 4.0

Esta Catedral de Badajoz del siglo XIII es una iglesia católica romana que se asemeja a una antigua fortificación desde el exterior con fuertes muros y bastiones para mantenerla a salvo de las continuas guerras en la ciudad. Tres de las ventanas de la catedral están construidas en una mezcla perfecta de estilo gótico, renacentista y plateresco. La fachada en sí es bastante única con un portal de mármol que fue construido en 1619.


Plaza Alta

Plaza Alta de Badajoz | Foto: Michael Newman - CC BY
Plaza Alta de Badajoz | Foto: Michael Newman – CC BY

La Plaza Alta de Badajoz, recientemente rehabilitada, fue durante varios siglos el centro de la ciudad desde que ésta rebasó los límites de la alcazaba musulmana. Porticada en gran parte, bajo sus arcos se celebraban los mercados en la Edad Media. También era lugar de celebración de festejos y reuniones de todo tipo. Desde 1899 hasta la década de 1970 alojó un mercado de hierro, trasladado, al perder su uso, al campus universitario; este edificio, proyectado por el arquitecto Tomás Brioso Mapelli en 1890, fue declarado en diciembre de 2012 Bien de Interés Cultural.


En Badajoz provincia:

Zafra

Conocida como «la pequeña Sevilla», Zafra es una muy buena ciudad para pasear. Dominada por su fortaleza del siglo XV, puedes disfrutar paseando por las estrechas y blancas calles de Zafra. A lo largo de las calles se encuentran diferentes bares de tapas, donde puedes saborear sus comidas mientras ve pasar el mundo. El antiguo castillo, el Parador, es una de las principales atracciones de Zafra, junto con la Plaza Grande y la Plaza Chica.


Alburquerque

Alburquerque se encuentra enclavado en la Sierra de San Pedro. Los orígenes de la Villa de Alburquerque se remontan a la prehistoria, existiendo en los alrededores vestigios de población primitiva, pudiendo encontrar estelas funerarias, hachas, punta de flecha, tumbas antropomórficas y dólmenes. Posiblemente Alburquerque fue fundado por los vettones hacia 590 a. C.

El nombre de Alburquerque deriva de Albus quercus, de origen latino, que significaría ‘encina blanca’, o bien, Abu-al-Qurq, de origen árabe, siendo su significado ‘país de los alcornoques’, el cual tiene más lógica siendo prolongada la estancia morisca en el lugar y la abundancia de estos árboles en la zona.


Mérida

Mérida, la capital de Extremadura, al oeste de España, fue fundada por los romanos en el siglo I antes de Cristo. Aún quedan restos de la ciudad antigua, como el teatro romano, su puente romano, etc. Mérida se ha ganado con razón el título de Patrimonio de la Humanidad, siendo hoy en día el hogar de más monumentos romanos antiguos que cualquier otra ciudad española. Aquí te dejamos con varias actividades y excursiones que puedes hacer en Mérida, pero si quieres visitar la ciudad en profundidad puedes leer nuestro post de Cosas que hacer en Mérida.

Booking.com

Deja un comentario