Atenas

¿Qué ver en Atenas en 1 día?

Grecia es un país con mucho encanto gracias a ciudades como Atenas. Aunque cuenta con una superficie de 39 kilómetros cuadrados, es posible visitarla en tan solo 1 día. Eso sí, para ello necesitas una buena planificación como la que verás a continuación. Si te sobra tiempo, no dudes en acudir a alguno de los pueblos más bonitos que mencionamos en el artículo sobre qué ver cerca de Atenas.

Atenas en 1 día | Atenas en 2 días | Atenas en 3 días | Atenas en 4 días | Atenas en 5 días


Empieza la jornada turística de la mejor manera posible, es decir, explorando la Acrópolis. Se trata de un icono imponente de la civilización griega que se alza majestuosamente sobre la ciudad, encapsulando siglos de historia, arquitectura y significado cultural. Este complejo arqueológico, cuyo nombre significa «ciudad alta» en griego, es el epicentro de la antigua Atenas y un testimonio tangible de su grandeza y legado perdurable.

Obviando el Partenón al que te dirigirás después, Erecteion es otro templo notable en la Acrópolis. Es conocido por las Cariátides, columnas esculpidas con forma de mujeres, que sostienen la estructura en lugar de las columnas convencionales. La historia y el simbolismo de este templo, dedicado a Atenea Polias y Poseidón, añaden una capa adicional de complejidad y significado al conjunto arquitectónico.

El Propileo, la entrada monumental a la Acrópolis, es otra estructura que subraya la grandiosidad y la planificación arquitectónica del sitio. Originalmente construido como una puerta de entrada monumental, el Propileo también sirvió como un espacio sagrado y ceremonial. Todas estas estructuras pueden ser exploradas apuntándote a una visita guiada:

👉 Visita guiada por la Acrópolis

La Acrópolis ha resistido los estragos del tiempo y la historia. Fue testigo de eventos cruciales, desde la era clásica hasta la ocupación romana, y posteriormente, de las transformaciones culturales y religiosas que marcaron la historia de Grecia. Durante la Edad Media, la Acrópolis sufrió daños significativos, incluyendo la conversión de templos en iglesias cristianas y la construcción de fortificaciones.

Hoy en día, la Acrópolis de Atenas es un Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y uno de los destinos turísticos más visitados del mundo. Más allá de su belleza arquitectónica, la Acrópolis es un símbolo de la democracia, la filosofía y las artes que florecieron en la antigua Atenas. Su posición elevada ofrece vistas panorámicas de la ciudad moderna.

Acrópolis | Foto de A.Savin, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

A continuación, dirígete al Partenón, dentro de la misma Acrópolis. Construido durante el siglo V a.C., el Partenón es un templo dedicado a la diosa Atenea, la patrona de Atenas. Su estructura imponente, construida en mármol blanco del monte Pentélico, refleja la visión estética y espiritual de la antigua civilización helénica.

La arquitectura del Partenón es una oda a la simetría y la proporción áurea. Las columnas dóricas que rodean el templo, en número de ocho en los frentes y diecisiete a lo largo de los lados, crean una apariencia equilibrada y elegante. El friso que rodea el edificio representa la procesión de la Gran Panatenea, un festival que se celebraba en honor a Atenea. Las metopas y los frontones, esculpidos con relieves que narran mitos y batallas, agregan profundidad y narrativa a la estructura.

La restauración y conservación del Partenón han sido una tarea constante a lo largo de los años. El programa de restauración más reciente, que comenzó en la década de 1980, busca preservar la estructura y corregir los daños causados por la contaminación, el clima y la intervención humana. Este esfuerzo continuo refleja el compromiso de Grecia con la preservación de su patrimonio cultural y la herencia de la civilización antigua. Algo similar ha sucedido con otros yacimientos arqueológicos, los cuales se exploran junto al Partenón durante el transcurso de esta visita guiada:

👉 Visita guiada por la Acrópolis y el Ágora

Partenón | Foto de Steve Swayne, CC 2.0, via Wikimedia Commons

Después de la experiencia gratificante en el Partenón, será un buen momento para ir al Estadio Panatenaico. Es uno de los lugares que describimos en el artículo sobre qué ver en Atenas con niños. También conocido bajo el nombre de Kallimarmaro, es un tesoro arquitectónico ubicado en el corazón de Atenas, el cual evoca la grandiosidad de los antiguos juegos atléticos y la conexión perdurable entre la historia olímpica y la cultura helénica. Su nombre, que significa «todo Atenas», refleja su papel central en las festividades panatenaicas, en honor a la diosa Atenea. La construcción actual data del siglo IV a.C., aunque ha experimentado varias fases de renovación a lo largo de los siglos.

Este estadio de mármol blanco, con capacidad para albergar a más de 50,000 espectadores, fue sede de los antiguos juegos panatenaicos, que incluían competiciones atléticas y musicales en honor a Atenea. Sin embargo, su fama alcanzó su punto álgido durante la época moderna con la resurrección de los Juegos Olímpicos en 1896. Fue en este estadio donde se llevaron a cabo las competiciones de atletismo durante los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, una elección simbólica que conectó la antigüedad clásica con el renacimiento deportivo.

El diseño impresionante del Estadio Panatenaico es un testimonio de la arquitectura clásica griega. Las gradas se elevan en forma de semicírculo y están sostenidas por arcos y columnas dóricas. El túnel de entrada, conocido como el pórtico Eólico, añade una dimensión arquitectónica única al estadio. La pista de carrera, que originalmente estaba cubierta con mármol, mantiene su forma original, proporcionando una experiencia auténtica a quienes visitan este sitio histórico.

A lo largo de los años, el Estadio Panatenaico ha sido testigo de eventos históricos significativos y ha experimentado diversas transformaciones. En la Edad Media, fue utilizado como cantera de mármol, lo que resultó en la pérdida de gran parte de su estructura original. Sin embargo, a finales del siglo XIX, el filántropo griego Evangelis Zappas financió su restauración para albergar los Juegos Olímpicos de 1896. Desde entonces, ha sido el único estadio en el mundo construido enteramente de mármol.

Para visitar el estadio puedes optar por varias alternativas, aunque una bastante cómoda y original consiste en participar en este tour que, entre otros monumentos, pasa por dicho estadio:

👉 Tour en segway por Atenas

Estadio Panatenaico | Foto de Elpexa, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Finalmente, no dudes en hacer acto de presencia en Monastiraki. Su nombre, que significa «pequeño monasterio» en turco, se deriva de la iglesia Bizantina de Pantanassa, también conocida como la «Pequeña Metropolitana», que se encuentra en la plaza central del barrio. A lo largo de los años, Monastiraki ha evolucionado de un centro religioso a un animado distrito comercial y cultural, manteniendo su encanto histórico.

Una de las atracciones más notables de Monastiraki es su famoso mercado al aire libre, el Mercado de Monastiraki. Este laberinto de callejones adoquinados ofrece una experiencia de compra única, donde los visitantes pueden explorar una mezcla ecléctica de tiendas que venden desde antigüedades y souvenires hasta ropa de diseño y productos locales. El bullicio del mercado, con vendedores entusiastas y clientes curiosos, crea una atmósfera animada que encapsula la autenticidad y la diversidad de Atenas.

La Plaza Monastiraki, un punto focal del barrio, es un lugar animado donde convergen diferentes aspectos de la vida ateniense. La iglesia de Pantanassa, con su arquitectura bizantina, se erige majestuosamente en la plaza, mientras que las terrazas de las cafeterías y restaurantes ofrecen lugares perfectos para disfrutar de un café o una comida al aire libre, con vistas a la Acrópolis y a los alrededores. Como el día ya estará terminando, disfrutarás al máximo de la experiencia de explorar la zona en plena noche, dando simplemente un gratificante paseo:

👉 Paseo nocturno por Plaka y Monastiraki

Monastiraki | Foto de Barcex, CC BY-SA 2.5, via Wikimedia Commons

Si prefieres realizar un tour guiado por la ciudad y no perderte nada de la historia y las curiosidades de los lugares emblemáticos, puedes hacer un free tour y un tour privado:

👉 Free tour por Atenas
👉 Tour privado por Atenas


Recomendaciones para comer en Atenas:

Puedes disfrutar de una amplia variedad de platos tradicionales típicos en Atenas, tales como:

  • Moussaka: Un pastel de capas de berenjenas, carne picada (generalmente cordero o ternera), tomate y bechamel.
  • Souvlaki: Brochetas de carne a la parrilla, habitualmente de cordero o pollo, a menudo servidas con pan de pita y salsa tzatziki.
  • Tzatziki: La salsa que acabamos de mencionar es fresca y está hecha con yogur, pepino, ajo y eneldo. A menudo se sirve como acompañamiento.
  • Dolmades: Hojas de parra rellenas de arroz y a veces carne, cocidas a fuego lento y servidas con limón.
  • Spanakopita: Pastel de espinacas y queso feta envuelto en hojaldre.
  • Fasolada: Se trata de una sopa espesa de frijoles, tomate, aceite de oliva y varias hierbas.
  • Horiatiki Salata: Ensalada griega clásica con tomate, pepino, pimiento, aceitunas, cebolla y queso feta.

Si quieres que te recomendemos lugares para comer, estos son algunos de los restaurantes mejor valorados de la ciudad:

  • Electra Roof Garden: Si te gustan las buenas vistas, acertarás de lleno optando por el Electra Roof Garden. Es uno de los restaurantes más top de Atenas y suele ser visitado por muchas parejas. De hecho, ya hablamos de él en nuestro artículo sobre los 10 restaurantes románticos en Atenas.
  • Spondi: En el año 2002, por primera vez este restaurante de alta cocina fue premiado con una Estrella Michelin y, desde entonces, siempre ha obtenido dicho reconocimiento sin perderlo en ninguna ocasión.
  • Nolan: ¿Eres amante de los ambientes refinados? En tal caso, te encantará el Nolan, un restaurante del que destaca no solo el local, sino también la comida con toques puramente asiáticos.

Cómo moverse por Atenas durante tu visita:

Atenas cuenta con una amplia variedad de opciones de transporte para moverse por la ciudad y sus alrededores. Estas son algunas de las más recomendables:

  • Metro de Atenas: La red de metro de Atenas es eficiente y conecta muchos lugares de interés. Hay tres líneas principales: Línea 1 (verde), Línea 2 (roja) y Línea 3 (azul).
  • Autobuses públicos: Estamos ante una amplia red de autobuses que cubren toda la ciudad. Puedes aprovechar la amplia variedad de rutas que llegan a destinos populares y lugares turísticos.
  • Tranvía: El tranvía es una opción cómoda para llegar a áreas costeras y suburbios cercanos.
  • Taxis: Los taxis están disponibles en toda la ciudad. Eso sí, optar por ellos supone desembolsar más dinero en comparación con el resto de alternativas.
  • Alquiler de bicicletas: Atenas cuenta con sistemas de alquiler de bicicletas públicas y privadas. Es una opción ideal para explorar áreas más pequeñas y disfrutar del clima.
  • Caminar: Muchas áreas en el centro de Atenas son accesibles a pie. Caminar te permite explorar plazas, calles estrechas y descubrir lugares pintorescos.

Mapa de Atenas con los principales puntos de interés para visitar y sitios donde comer:


Con esto terminamos nuestra propuesta de plan para recorrer la ciudad de Atenas en tan solo 1 día. ¡Esperamos que disfrutes de la visita!

Actividades en Atenas

Leo Viajero
Leo Viajero

¡Hola, viajeros! Soy Leo, el escritor detrás de este blog de viajes. Desde que era niño, siempre he sentido una pasión inquebrantable por explorar el mundo y descubrir nuevos lugares, culturas y experiencias. Ahora, como adulto, sigo alimentando esa pasión viajando tanto como puedo, y me encanta compartir mis aventuras con todos ustedes a través de este blog.

Mi objetivo principal es crear contenido de viajes útil, auténtico y confiable que pueda ayudar a planificar su próximo viaje con confianza. En mis publicaciones, me aseguro de compartir información precisa y actualizada sobre destinos, actividades, alojamiento, transporte, presupuesto y más. También trato de ofrecer consejos prácticos y consejos basados en mi propia experiencia, para que puedas sacar el máximo provecho de tu tiempo y dinero mientras viajas.

Pero no solo se trata de datos y estadísticas. También me encanta compartir las historias detrás de mis viajes, las lecciones que he aprendido en el camino y las reflexiones personales que surgen cuando se viaja. Creo que los viajes pueden ser una fuente de crecimiento y transformación personal, y me gusta compartir esas ideas con mis lectores.

Finalmente, me enorgullece ofrecer un espacio seguro y inclusivo para todos los lectores, sin importar su origen, género, orientación sexual o cualquier otra característica. Creo que los viajes son una oportunidad para conectarnos con personas de todo el mundo y celebrar nuestra diversidad, y espero que mi blog refleje ese valor.

Gracias por leer y acompañarme en este viaje. Espero que encuentres inspiración, información útil y un sentido de comunidad en este blog de viajes. ¡Nos vemos en la carretera!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *