Altea

¿Qué ver en Altea en 3 días?

En la Comunidad Valenciana hay varias capitales que merece mucho la pena visitar, siendo un claro ejemplo Alicante. De hecho, en su momento ya hablamos de ella cuando comentamos qué ver en Alicante en 1 día. Sin embargo, también hay otras ciudades que, a pesar de no ser una capital, son muy disfrutables por los viajeros. Un claro ejemplo es Altea.

Dicha ciudad cuenta con una superficie de 34 kilómetros cuadrados. Así pues, para disfrutar al máximo de la experiencia turística necesitas una buena planificación como la que verás a continuación.


Día 1

Por la mañana

Empieza la jornada turística de la mejor manera posible, es decir, explorando el casco antiguo de Altea. Con su encanto pintoresco y su ambiente bohemio, es un tesoro que cautiva a todos los visitantes que tienen el placer de recorrer sus calles adoquinadas. Situado en lo alto de una colina, este enclave medieval ofrece una visión cautivadora del pasado de la región, con edificios blancos que brillan bajo el sol mediterráneo. Sus calles laberínticas están llenas de pequeñas tiendas, galerías de arte y acogedores cafés que invitan a los paseantes a detenerse y disfrutar de la atmósfera relajada.

Uno de los aspectos más icónicos del casco antiguo es la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, una joya arquitectónica de estilo mediterráneo de la que hablaremos más adelante. Más allá de la iglesia, el laberinto de callejones empedrados serpentea por el casco antiguo, revelando rincones con encanto, plazas acogedoras y pequeñas plazas donde los lugareños se reúnen. Los edificios encalados, los balcones adornados con flores y las fuentes de agua que burbujean en los rincones contribuyen a una sensación de autenticidad y romance. En cada esquina, los artistas locales exhiben sus obras en galerías y talleres, capturando la esencia de Altea a través de sus creaciones únicas.

Casco antiguo de Altea | Foto de ConradMoeller, CC BY 2.5, via Wikimedia Commons

Para comer

Cerca del casco antiguo hay un bar de tapas muy recomendable. Nos referimos al Xef Pirata. El ambiente es informal y te encantarán tanto los platos para compartir como los menús de degustación.

Por la tarde

A continuación, dirígete a la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo. Su arquitectura singular y única, que combina elementos mediterráneos y moriscos, crea una presencia imponente que se alza sobre las pintorescas calles empedradas. Las cúpulas de cerámica azul y blanca que corona la iglesia son un símbolo reconocible de Altea, visible desde varios puntos de la ciudad y más allá.

La iglesia, construida en el siglo XX sobre los cimientos de un edificio anterior, es una obra maestra de diseño arquitectónico. Sus características más distintivas son las cúpulas, que se asemejan a la forma de una cebolla. Estas cúpulas, revestidas de cerámica esmaltada, capturan la luz del sol de manera única y cambian de color según la hora del día, añadiendo un toque mágico a la estructura.

Al acceder a la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, los visitantes son recibidos por una atmósfera serena y espiritual. El interior está adornado con detalles ornamentales en tonos dorados y blancos, con una profusión de decoración barroca y neoclásica que se extiende por toda la nave. El retablo mayor es un impresionante altar tallado que alberga la imagen de la Virgen del Consuelo, patrona de la ciudad. La devoción hacia la virgen es un elemento central en la vida de Altea, y la iglesia es un lugar de peregrinación y celebración durante las festividades religiosas.

Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo | Foto de Borja Fuster, CC BY 4.0, via Wikimedia Commons

Por la noche

Ahora será un buen momento para ir a la playa de la Roda, ya que cuando se hace de noche está mucho menos concurrida y puedes gozar de un atardecer espectacular. Bañada por las aguas del Mediterráneo, es un refugio de tranquilidad y belleza natural que invita a los visitantes a relajarse y disfrutar de la costa española en todo su esplendor. Esta playa ofrece un ambiente sereno y acogedor donde los bañistas pueden sumergirse en las aguas cristalinas y refrescantes del mar o simplemente tomar el sol bajo el cálido sol mediterráneo. Además, es muy familiar. De hecho, ya hablamos de ella en el artículo sobre qué ver en Altea con niños.

Las vistas panorámicas que ofrece la playa son inigualables. Hacia el horizonte se extiende el azul intenso del mar, mientras que hacia el interior se alzan las montañas que enmarcan el paisaje costero. Las aguas claras y poco profundas de la playa son ideales para nadar y practicar deportes acuáticos, desde el buceo y el snorkel hasta el paddle surf y el kayak. Además, las brisas marinas suaves crean un ambiente agradable para aquellos que desean relajarse en la arena con un buen libro o simplemente contemplar la majestuosidad del entorno.

La playa de la Roda también cuenta con una serie de servicios y comodidades para garantizar una experiencia placentera. Desde chiringuitos y restaurantes que ofrecen delicias locales y mariscos frescos hasta alquiler de tumbonas y sombrillas para aquellos que buscan un poco de sombra, la playa está diseñada para satisfacer las necesidades y deseos de los visitantes. El paseo marítimo que bordea la playa ofrece un lugar ideal para dar un paseo tranquilo, disfrutar de las vistas al mar y descubrir la oferta gastronómica. De hecho, puedes gozar de las dos experiencias simultáneamente si te apuntas a este plan:

👉 Paseo en catamarán con barbacoa

Playa de la Roda | Foto de Brett Hodnett, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons

Para cenar

El restaurante Faré es el más recomendable de todos. De hecho, te gustará tanto que probablemente quieras repetir al día siguiente. En tal caso, has de saber que de lunes a viernes hacen un menú con una muy buena relación calidad-precio.


Día 2

Por la mañana

El segundo día de tu periplo turístico por Altea da comienzo en el Mercado Municipal de Altea. Está situado en la Avinguda Rei en Jaume I. Este mercado, con una rica historia, se encuentra en un impresionante edificio de estilo modernista que refleja la arquitectura de la época. Su arquitectura única, con arcos de hierro forjado y vidrieras, añade un toque de encanto a su entorno.

El mercado es conocido por su amplia oferta de productos frescos y locales. Los visitantes pueden explorar los numerosos puestos que exhiben frutas y verduras frescas de la región, pescados y mariscos recién capturados en el Mar Mediterráneo, carnes de calidad y una variedad de productos gourmet. Además de los alimentos frescos, el mercado también alberga puestos que ofrecen productos locales, como aceites de oliva, vinos, miel y dulces tradicionales.

La atmósfera en el Mercado Municipal de Altea es animada y colorida, lo que lo convierte en un lugar ideal para mezclarse con los lugareños y sumergirse en la auténtica vida de la comunidad. Los visitantes pueden disfrutar de conversaciones animadas con los comerciantes mientras exploran los puestos. Además de ser un lugar para hacer compras diarias, el mercado a menudo organiza eventos y actividades especiales, como degustaciones de productos locales y ferias temáticas, que agregan emoción a la experiencia del mercado.

Para comer

¿Te gusta el marisco? ¿Eres un entusiasta de las tapas? Si has respondido afirmativamente a ambas preguntas, no te lo pienses dos veces y ve a la Tapería Ca Pere a la hora de comer.

Por la tarde

Aprovecha la tarde para culturizarte en el Museo Navarro Ramón. Ubicado en un encantador edificio histórico, el museo lleva el nombre del artista local Eduard Navarro Ramón y se erige como un tributo a su legado y a la herencia cultural de Altea.

El museo alberga una colección diversa que abarca diferentes épocas y formas artísticas, lo que brinda a los visitantes una visión completa de la evolución cultural de Altea y su influencia en el panorama artístico más amplio. Desde artefactos históricos hasta obras contemporáneas, el museo es un espacio que trasciende el tiempo y ofrece una experiencia enriquecedora para personas de todas las edades e intereses.

Museo Navarro Ramón es su dedicación a la obra del artista local Eduard Navarro Ramón. A través de su arte, el museo rinde homenaje a su contribución a la escena artística local y al patrimonio creativo de Altea. Las obras de Navarro Ramón ofrecen una mirada profunda a la identidad y la estética de la región, capturando paisajes, escenas cotidianas y emociones en una paleta única y expresiva.

Por la noche

Estarás muy a gusto dando un paseo nocturno por el Puerto Deportivo Luis Campomanes, también conocido como Marina Greenwich. Se trata de un puerto deportivo de renombre internacional. Esta marina, inaugurada en 1986, es un oasis de lujo y comodidad en un entorno natural excepcional.

Situado en un enclave geográfico excepcional, el puerto deportivo se encuentra al pie de colinas y montañas que le brindan un telón de fondo impresionante y panorámicas vistas al Mar Mediterráneo. Esta ubicación estratégica no solo lo convierte en un destino de navegación destacado, sino que también lo hace especialmente atractivo para aquellos que buscan una experiencia costera de lujo en España.

El Puerto Deportivo Luis Campomanes es conocido por su ambiente sofisticado y exclusivo. Ofrece servicios de alta calidad que incluyen una amplia gama de amarres para embarcaciones de diferentes tamaños y comodidades modernas como electricidad, agua y Wi-Fi en los muelles. Los visitantes pueden encontrar una variedad de restaurantes, bares y tiendas boutique en el puerto deportivo, lo que lo convierte en un lugar ideal para relajarse y disfrutar de una comida frente al mar o para explorar las tiendas de moda y joyerías.

Además de sus servicios de lujo, el puerto deportivo alberga una serie de eventos náuticos y sociales a lo largo del año, que atraen tanto a navegantes como a turistas. Regatas, exhibiciones de barcos y festivales gastronómicos son solo algunas de las actividades que se realizan en este vibrante enclave.

El Puerto Deportivo Luis Campomanes también es un punto de partida ideal para explorar la belleza natural de la Costa Blanca. Los amantes de la navegación pueden embarcarse en emocionantes travesías hacia otros destinos costeros de la región.

Para cenar

Saltea es un restaurante ubicado a muy poca distancia. En él se sirve comida mediterránea, aunque las recetas no son lo único destacable. También llama la atención lo acogedor y cálido que es el local.


Día 3

Por la mañana

No hay mejor manera de empezar el tercer y último día en Altea que adentrándote en la Playa de Cap Negret. En lugar de arena dorada, esta playa presenta una superficie de grava y guijarros, lo que le da un aspecto único y la hace sobresalir entre las playas de la zona. De hecho, recuerda mucho a la primera playa de la que hemos hablado antes, estando separadas las dos por unos 2,5 kilómetros. Los guijarros pulidos por el mar crean una paleta de colores impresionante, con tonos de blanco y gris que se mezclan con el azul claro del Mediterráneo. Esta singularidad es una de las razones por las que muchos visitantes la encuentran encantadora y la eligen para relajarse.

Además de su singular belleza, la Playa de Cap Negret ofrece una variedad de comodidades para los visitantes. Hay instalaciones para tomar el sol, como tumbonas y sombrillas disponibles para alquilar, lo que permite a los visitantes relajarse cómodamente mientras disfrutan del sol mediterráneo. También se pueden encontrar bares y restaurantes en las proximidades, lo que facilita el acceso a refrescantes bebidas y platos locales.

La playa es adecuada tanto para nadadores como para buceadores, ya que las aguas tranquilas y cristalinas son ideales para ambas actividades. Aquellos interesados en explorar la vida marina pueden disfrutar del buceo en las áreas cercanas a la costa, que ofrecen oportunidades para descubrir coloridos peces y plantas marinas. La visibilidad en el agua suele ser excelente, lo que hace que el buceo sea una experiencia gratificante.

Además, la Playa de Cap Negret cuenta con un hermoso paseo marítimo que invita a los visitantes a dar un agradable paseo mientras disfrutan de las vistas al mar y la brisa marina. Este paseo es un lugar popular para tomar fotografías panorámicas de la costa y el horizonte.

Para comer

En la misma playa hay un restaurante que te recomendamos fervientemente. Y es que a pesar de su buena ubicación, no obliga a los comensales a dejarse un dineral. El local del que hablamos es La Pecera.

Por la tarde

Al caer la tarde podrás aprovechar para acceder al Palau Altea. Su arquitectura moderna y su compromiso con la excelencia artística lo han convertido en un lugar de referencia para los amantes de las artes y la cultura.

En cuanto a su infraestructura, el Palau Altea cuenta con un diseño arquitectónico moderno y funcional que combina estética y funcionalidad a la perfección. Sus instalaciones están equipadas con tecnología de vanguardia y un auditorio con capacidad para albergar a un público numeroso. El espacio es versátil y adaptable, lo que permite la realización de una amplia gama de eventos culturales, desde representaciones teatrales hasta conciertos de música clásica y contemporánea, así como actuaciones de danza.

Uno de los aspectos más notables del Palau Altea es su compromiso con la promoción de las artes escénicas en todas sus formas. El teatro es un componente fundamental de su programación, y el público tiene la oportunidad de disfrutar de actuaciones teatrales que abarcan géneros diversos, desde el drama clásico hasta la comedia contemporánea. Además, se organizan conciertos que presentan una amplia variedad de géneros musicales, lo que garantiza que haya algo para todos los gustos. La danza, tanto clásica como contemporánea, también ocupa un lugar destacado en la programación del Palau Altea, brindando a los espectadores la oportunidad de experimentar la expresión artística a través del movimiento.

Suele invitar a artistas de renombre nacional e internacional a presentarse en su escenario, lo que asegura un alto nivel de ejecución y una experiencia cultural enriquecedora para el público. Además, promueve y apoya a talentos locales y emergentes, brindándoles la oportunidad de destacar en el escenario y contribuir al vibrante panorama cultural de la región.

El entorno del Palau Altea es otro de sus atractivos, ya que se encuentra en el corazón de la ciudad de Altea, rodeado de la belleza mediterránea y el encanto del casco antiguo..

Por la noche

Como es menester, despedirse de Altea exige estar en una de las diversas playas que forman parte de ella, habiendo seleccionado para ello una de las más atractivas: la de la Olla. Ubicada al pie del emblemático Peñón de Ifach, la Playa de la Olla ofrece un entorno único que combina la belleza del mar Mediterráneo con la majestuosidad de la montaña.

A pesar de su belleza natural, la Playa de la Olla es una playa tranquila y relajada. A menudo, es menos concurrida que otras playas más conocidas en la región, lo que la convierte en un refugio para aquellos que buscan escapar del bullicio y disfrutar de la serenidad del mar. A lo largo de la playa, se encuentran áreas para tomar el sol y relajarse, donde los visitantes pueden descansar en tumbonas o en la arena y disfrutar del sonido suave de las olas.

El acceso a la Playa de la Olla es sencillo y cómodo, ya que se encuentra a poca distancia del centro histórico de Altea.

Playa de la Olla desde el mar | Foto de Josemanuel, CC BY 2.5, via Wikimedia Commons

Para cenar

No hay mejor sitio para cenar que El Cranc, un chiringuito que destaca por su buena relación calidad-precio. El ambiente es chic y te recomendamos sobre todo un plato de arroz o cualquier tipo de pescado.


Si prefieres realizar un tour guiado por la ciudad y no perderte nada de la historia y las curiosidades de los lugares emblemáticos, puedes hacer un free tour:

👉 Free tour por Altea

En caso de que no dispongas de tanto tiempo para visitar el municipio, una buena idea consiste en seguir nuestro planing que describimos en el artículo sobre qué ver en Altea en 1 día.


Recomendaciones para comer en Altea:

Puedes disfrutar de una amplia variedad de platos tradicionales típicos en Altea, tales como:

  • Arroz a la banda: Este es un plato de arroz típico de la región de Alicante. Se cocina en un caldo de pescado y mariscos, y suele acompañarse de alioli, una salsa a base de ajo y aceite de oliva.
  • Coca de verduras: La coca es una especie de masa similar a la pizza, que se cubre con verduras frescas de la zona, como pimientos, tomates y cebollas. Puede ser una opción vegetariana deliciosa.
  • Caldero: Un guiso tradicional de pescado y arroz similar a la paella, pero con un sabor y preparación distintivos. El arroz se cocina junto con el pescado y las especias en un caldero, lo que le da su nombre.
  • Gambas rojas a la sal: Las gambas rojas son un marisco muy apreciado en la región. A menudo se cocinan a la sal para realzar su sabor natural y se sirven enteras para que los comensales las pelan mientras las disfrutan.
  • Esgarrat: Una ensalada fría a base de pimientos asados, bacalao desmenuzado y aceite de oliva. Es un plato fresco y sabroso, ideal para los meses más cálidos.
  • Suquet de peix: Otro guiso marinero, elaborado con diversos tipos de pescado y mariscos. Se cocina en una salsa de pimentón, azafrán y otros condimentos, creando un plato lleno de sabor.
  • Pastissets de boniato: Para el postre, los pastissets son pasteles rellenos de boniato (batata), azúcar y canela. Son populares en la región y se disfrutan especialmente durante las festividades.

Si quieres que te recomendemos lugares para comer, estos son algunos de los restaurantes mejor valorados de la ciudad:

  • Oustau: Disfruta de la cocina francesa tradicional en un restaurante rodeado de obras de arte, donde podrás contemplar las montañas y relajarte en un apacible patio. Se trata de uno de los 10 restaurantes románticos en Altea.
  • La Capella: Saborea platos vanguardistas de la gastronomía local y arroces tradicionales en un acogedor restaurante rústico que cuenta con una espaciosa terraza.
  • Diferens: Degusta tapas, ensaladas, carnes, desayunos, café y cócteles en un moderno y amplio bar-restaurante que incluye una terraza para tu disfrute.

Cómo moverse por Altea durante tu visita:

Altea cuenta con una amplia variedad de opciones de transporte para moverse por la ciudad y sus alrededores. Estas son algunas de las más recomendables:

  • A pie: Altea es una ciudad relativamente compacta, por lo que muchas de las atracciones y lugares de interés se encuentran a una distancia agradable para caminar. Explorar a pie te permitirá disfrutar de la arquitectura tradicional, las calles adoquinadas y las vistas panorámicas.
  • Bicicleta: Estamos ante un lugar ideal para ir en bicicleta debido a su topografía relativamente plana y las rutas costeras. Muchas áreas tienen carriles bici y rutas designadas para bicicletas, lo que te permite explorar la ciudad y sus alrededores de manera activa y ecológica.
  • Transporte público: Altea cuenta con servicios de autobuses que conectan diferentes partes de la ciudad y la región circundante. Los autobuses son una opción asequible para moverse entre áreas más alejadas y para acceder a localidades cercanas.
  • Coche: Si deseas explorar áreas fuera del centro de Altea o si tienes planes para visitar lugares cercanos, un coche puede ser útil. Sin embargo, ten en cuenta que el centro de la ciudad es un tanto estrecho y con estacionamiento limitado.
  • Taxis y traslados: Los taxis están disponibles en Altea y son una opción conveniente si deseas moverte rápidamente de un lugar a otro. También hay otra alternativa que puedes tener en cuenta. Nos referimos a los traslados, los cuales aportan si cabe una mayor comodidad y privacidad:

👉 Traslados en Altea


Mapa de Altea con los principales puntos de interés para visitar y sitios donde comer:


Con esto terminamos nuestra propuesta de plan para que la experiencia turística en Altea sea inmejorable. ¡Esperamos que disfrutes de la visita!

Leo Viajero
Leo Viajero

¡Hola, viajeros! Soy Leo, el escritor detrás de este blog de viajes. Desde que era niño, siempre he sentido una pasión inquebrantable por explorar el mundo y descubrir nuevos lugares, culturas y experiencias. Ahora, como adulto, sigo alimentando esa pasión viajando tanto como puedo, y me encanta compartir mis aventuras con todos ustedes a través de este blog.

Mi objetivo principal es crear contenido de viajes útil, auténtico y confiable que pueda ayudar a planificar su próximo viaje con confianza. En mis publicaciones, me aseguro de compartir información precisa y actualizada sobre destinos, actividades, alojamiento, transporte, presupuesto y más. También trato de ofrecer consejos prácticos y consejos basados en mi propia experiencia, para que puedas sacar el máximo provecho de tu tiempo y dinero mientras viajas.

Pero no solo se trata de datos y estadísticas. También me encanta compartir las historias detrás de mis viajes, las lecciones que he aprendido en el camino y las reflexiones personales que surgen cuando se viaja. Creo que los viajes pueden ser una fuente de crecimiento y transformación personal, y me gusta compartir esas ideas con mis lectores.

Finalmente, me enorgullece ofrecer un espacio seguro y inclusivo para todos los lectores, sin importar su origen, género, orientación sexual o cualquier otra característica. Creo que los viajes son una oportunidad para conectarnos con personas de todo el mundo y celebrar nuestra diversidad, y espero que mi blog refleje ese valor.

Gracias por leer y acompañarme en este viaje. Espero que encuentres inspiración, información útil y un sentido de comunidad en este blog de viajes. ¡Nos vemos en la carretera!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *