Visitando Karamea en Nueva Zelanda: cómo disfrutarla al máximo

A la hora de realizar un viaje a un destino increíble siempre buscamos aquellos lugares que la mayoría de la gente descubre. Nueva Zelanda es uno de los destinos quizás menos famosos a la hora de elegir nuestras vacaciones, pero resulta increíble viajar hasta allí y descubrir este país que se encuentra en Oceanía y que está formado por dos grandes islas, la Isla Norte y la Isla Sur.

En la Isla Norte se encuentra su capital, Wellington, y se considera la capital cultural del país por sus numerosos teatros y museos. Nueva Zelanda es también famosa por sus espacios naturales que se nos muestran con una belleza incomparable. Pero en la costa oeste de la Isla Sur descubrimos una pequeña ciudad llamada Karamea, que también merece la pena ser visitada.

Karamea recibe visitas turísticas sobre todo de excursionistas y aventureros que llegan a ella en busca del contacto con la naturaleza de Nueva Zelanda. La característica principal del área de Karamea son las formaciones de arcos de piedra caliza. Se puede pasear por el arco Oparara, que cruza el río del mismo nombre, y seguir caminando hasta encontrar el arco Moria Gate. Para visitar otros lugares como las cuevas o el arco de Honeycomb Hill, es necesario contratar un tour guiado.

Los turistas que visitan Karamea durante todo el año pueden disfrutar de otros lugares de interés en la región, que se encuentra envuelta por el Parque Nacional Kahurangi. Uno de ellos es este parque, un área protegida que fue creada en 1996 y que tiene una extensión de 4.520 kilómetros cuadrados. Es el segundo parque más grande de los catorce parques nacionales con los que cuenta Nueva Zelanda. La Punta Kahurangi está considerada como el límite entre la costa oeste y las regiones de Tasmania.

Visita Karamea y disfruta al máximo

En tu visita a Karamea puedes experimentar toda una aventura desde el aire subido a un helicóptero que te transportará de una forma rápida y emocionante a través de las montañas, ríos y la espectacular costa del Parque Nacional de la Costa Oeste. Karamea Helicopter Charters te ofrece esta posibilidad para descubrir un paisaje de belleza indescriptible. Un vuelo desde Karamea hasta el extremo norte de la pista Heaphy que suele durar unos 20 minutos, llenos de emoción que no te puedes perder.

A través de Charming Creek Walkway podrás caminar sobre una línea ferroviaria abandonada y atravesar túneles, puentes y profundos acantilados. Uno de los puentes ofrece unas vistas excelentes de las magníficas cataratas Mangatini. Si tienes suerte podrás encontrar un exótico y gigante caracol carnívoro, que es una especie única de Nueva Zelanda, famoso por su hermosa concha resplandeciente y que destaca por sus colores que van del rojo y marrón al amarillo y negro, realmente espectaculares. A lo largo del sendero disfrutarás de paisajes espectaculares del campo y de los acantilados de Ngakawau. El sendero de Charming Creek Walkway tiene una longitud de unos 10 kilómetros y se tardan unas 5 horas en recorrerlo, aunque se puede escoger una alternativa más corta y comenzar en el extremo de Hector, caminando una hora hasta las cataratas Mangatini. No pierdas detalle.

Alojamiento en Karamea

Si quieres pasar una noche en Karamea, debes saber que en la propia ciudad no hay mucha variedad de alojamientos, pero a continuación tienes algunas ofertas de Booking.com que puedes aprovechar:



Booking.com

¿Qué te ha parecido este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Los comentarios están cerrados.